Nacional

Puigdemont y Junqueras se disputan el liderazgo del independentismo en las europeas

El PSC busca mantener su tendencia al alza y los 'comuns', Cs y PP revertir su dinámica.

Junqueras y Puigdemont durante un pleno en el Parlament.
Junqueras y Puigdemont durante un pleno en el Parlament.
Efe

Los partidos catalanes empezarán a medianoche del jueves al viernes la campaña electoral de las europeas, que en gran parte servirán para medir la correlación de fuerzas del independentismo entre JxCat, que lidera Carles Puigdemont, y ERC, que lidera Oriol Junqueras.

En las recientes elecciones generales, ERC dobló en apoyos a JxCat --15 a 7 escaños--, ganó por primera vez unos comicios al Congreso y al Senado en Cataluña y asumió en las urnas el liderazgo del independentismo.

ERC sale así con una posición reforzada y una tendencia al alza, pero JxCat confía en un 'efecto Puigdemont' --en las generales el candidato era Jordi Sànchez y no el expresidente-- que reequilibre el mapa de apoyos del soberanismo catalán.

Es la primera vez que Junqueras y Puigdemont miden sus fuerzas desde las elecciones catalanas del 21 de diciembre de 2017: entonces todas las encuestas apuntaban a una victoria del primero, pero las urnas dejaron a Puigdemont al frente por 34 escaños a 32 --aunque ganó Cs con 36--.

JxCat tiene una baza con la que no contaba en la reciente noche de las generales del 28 de abril: la Junta Electoral Central (JEC) vetó en un inicio la candidatura de Puigdemont y la justicia la corrigió, y el expresidente tratará en campaña de que vaya en su favor.

Los primeros debates de los candidatos han evidenciado que será difícil que las cuestiones de la política europea marquen la agenda de la campaña, por dos motivos: el proceso soberanista sigue monopolizando gran parte del debate y, además, las europeas coinciden con las municipales.

Protagonismo catalán

Las europeas son unos comicios de circunscripción única, es decir, que los escaños se repartirán a nivel de toda España y que partidos como el PSC, el PP catalán, Cs en Cataluña y los 'comuns' no presentan lista propia, sino que sus candidatos están insertados en las listas de sus formaciones estatales de referencia.

Sin embargo, habrá varias candidaturas con más protagonismo catalán que nunca: el PSOE concurre con el ministro leridano Josep Borrell como jefe de filas; el PP tiene de número uno a la exministra catalana Dolors Montserrat, y Vox, al abogado barcelonés Jorge Buxadé.

Esta también será la campaña en que los presos independentistas tratarán de volver a estar presentes: ERC ya ha anunciado que ha pedido a la JEC que Junqueras vuelva a protagonizar actos desde la cárcel pese a estar en prisión preventiva.

Puntos de partida distintos

Con Javi López de candidato --cuarto en la lista del PSOE--, el PSC tratará de confirmar la tendencia al alza de las generales: precisamente su mal resultado de las europeas de hace 5 años supuso la dimisión de Pere Navarro como primer secretario, y desde entonces poco a poco han enderezado el rumbo.

Las europeas supondrán el regreso a la primera línea política de Jordi Cañas --sexto en la lista de Cs--, quien en 2014 dejó su escaño en el Parlament por una investigación judicial que se saldó con su inocencia, y ahora tratará de recuperar las buenas sensaciones para su partido, que, tras ganar las catalanas de 2017, ha quedado quinto en las generales.

Los 'comuns' han vuelto a apostar por la experiencia del eurodiputado Ernest Urtasun --número tres de la lista estatal de Unidas Podemos-- y confían en revertir su tendencia a la baja de las generales: para eso cuentan con que el empuje de la candidatura de Ada Colau en Barcelona les permita recuperar votantes que han optado por otros partidos el 28 de abril.

El PP, en sus niveles más bajos de apoyo en Cataluña de las últimas décadas, se aferra a Dolors Montserrat con la esperanza de que esta sea, al fin, la cita electoral que marque un punto de inflexión para su recuperación.

Sin la presencia de la CUP en las urnas, que históricamente ha renunciado a presentarse a las europeas, estas elecciones servirán también para medir los apoyos catalanes a Vox: en las generales lograron irrumpir con un escaño por Barcelona, pero lejos de los tres que les auguró el CIS.

La mayoría de las campañas que los partidos prevén hacer en Cataluña responden a un mismo patrón: el candidato de las europeas compartirá --si no cederá-- protagonismo a los candidatos a las municipales, en especial a los que se disputan la Alcaldía de Barcelona.

Etiquetas
Comentarios