Despliega el menú
Nacional

Barcelona

Un hombre debe indemnizar con 40.000 euros a su exmujer por no informarle del suicidio de su hijo

Su cadáver fue hallado en el fondo de un risco, en Castellfollit de la Roca (Gerona), el 28 de diciembre de 2016.

Su cadáver fue hallado en el fondo de un risco, en Castellfollit de la Roca (Gerona), el 28 de diciembre de 2016
Su cadáver fue hallado en el fondo de un risco, en Castellfollit de la Roca (Gerona), el 28 de diciembre de 2016
HA

El Juzgado de Primera Instancia 1 de Badalona (Barcelona) ha condenado a un hombre a indemnizar con 40.000 euros a su exmujer por ocultarle el suicidio de un hijo en común de 32 años y el lugar donde están sus cenizas.

"Se trata de un caso del que no hay jurisprudencia al respecto, ya que es el primero de estas características que ha tenido lugar en España", ha explicado en un comunicado la abogada Susanna Antequera --que representó a la mujer-- sobre la condena, del 26 de abril.

Los hechos se remontan al 7 de diciembre de 2016, cuando el padre del fallecido, que padecía esquizofrenia, y su familia se presentaron en la comisaría de los Mossos d'Esquadra de Badalona para denunciar su desaparición desde el 30 de noviembre anterior.

El 28 de diciembre fue hallado el cadáver del hombre en el fondo de un risco, en Castellfollit de la Roca (Gerona) a unos 120 kilómetros de su vivienda y donde el médico forense determinó el suicidio como causa de la muerte.

El 22 de abril de 2017, la madre del fallecido conoció los hechos a través de un artículo publicado en la edición digital en un diario local el 29 de diciembre de 2016, lo que le provocó un impacto por el que tuvo que ser atendida de urgencias y la trasladaron de su domicilio hasta el Hospital de Mataró (Barcelona), donde ingresó en la Unidad de Psiquiatría con un estado de ansiedad y 'shock' emocional.

Posteriormente supo que su exmarido y parte de la familia paterna acudieron al levantamiento del cadáver, así como a la posterior incineración, que tuvo lugar el 31 de diciembre de 2016 en Badalona.

La mujer sufrió decaídas psicológicas, con un intento de suicidio en julio de 2018, y en octubre del mismo año presentó la demanda para reclamar por daños morales, con la principal intención de indagar dónde se encontraban los restos mortales de su hijo.

La abogada ha resaltado que, en el juicio el 18 de marzo de este año, interrogaron al demandado y se pudo corroborar que las cenizas del hijo fueron arrojadas en el Delta del Ebro (Tarragona) "por el padre y su familia, cuyo acto fue un nuevo golpe para la madre".

Etiquetas
Comentarios