Nacional

tribunales

El Chicle niega el intento de rapto en Boiro: "Le pedí el móvil, solo eso"

El suceso por el que se juzga esta semana a José Enrique Abuín Gey es el que propició la resolución del caso del Diana Quer. 

José Enrique Abuín Gey, alias El Chicle y asesino de Diana Quer, en el banquillo por un intento de rapto en Boiro
José Enrique Abuín Gey, alias El Chicle y asesino de Diana Quer, en el banquillo
Efe

 José Enrique Abuín Gey, el Chicle, ha negado este miércoles que hubiese intentando raptar a una joven en Boiro (A Coruña) la noche del 25 de diciembre de 2017 y ha contado que únicamente intentó robarle el teléfono móvil.

"Cuando me dirigí al coche andando, me encontré con esta chica de frente y como necesitaba dinero le pedí el móvil, solo eso; no me quiso dar el móvil, forcejeamos y no recuerdo nada más", ha señalado en la primera sesión del juicio por este caso, que se celebra en Santiago de Compostela, y que ha comenzado con una hora de retraso sobre la hora prevista.

A preguntas del Ministerio Fiscal, Abuín Gey ha rechazado que intentase meter a la víctima en su coche, puesto que, según su versión, aquel día 25 de diciembre en el que salió de casa para robar gasóleo -al igual que la jornada en la que supuestamente asesinó a la joven Diana Quer- ni siquiera llegó a abrir el maletero del vehículo ya que el acusado "estaba a cinco metros del coche, igual más".

Asimismo, el Chicle ha sostenido que no pudo intentar introducirla en el maletero puesto que casi no podía levantar el brazo derecho por encima del hombro, dado que está operado desde hace años y tiene la movilidad reducida.

Lo único que ha dicho recordar es que intentó quitarle el móvil "con la mano izquierda". 

El autor confeso de la muerte de Diana Quer, José Enrique Abuín Gey, conocido como 'El Chicle' y condenado con anterioridad por delitos de drogas, se ha vuelto a sentar a partir este miércoles en el banquillo de los acusados. Lo hace por el intento de rapto y agresión sexual a una joven en Boiro, unos hechos ocurridos en diciembre de 2017 y que desembocaron en la resolución de la desaparición de la joven madrileña.

En un clima de expectación generado por los últimos pasos de la instrucción por la desaparición y muerte de Diana Quer, 'El Chicle' comparece ante el tribunal de la Sección Sexta de la Audiencia Provincial de La Coruña, con sede en Santiago, que durante los próximos tres días deberá dirimir el grado de implicación de Abuín Gey en estos hechos, por los que el Fiscal pide 15 años y 10 meses de prisión.

El caso se remonta al día de Navidad de 2017 cuando, según el escrito del Ministerio Público, 'El Chicle' vio a la víctima desde su vehículo mientras caminaba por la calle de Bao de Boiro, sobre las 22.25, y la abordó en un lugar donde "la iluminación era muy escasa" y "no había viandantes", aprovechando que ella se encontraba absorta manteniendo una conversación por Whatsapp.

Tras "abalanzarse" sobre ella, y con la intención de "agredirla sexualmente", continúa el escrito, 'El Chicle' la agarró por el cuello y la amenazó con un objeto punzante, pidiéndole que le entregara el móvil.

Sin embargo, al ver que llegaba un vehículo, el procesado trató de "despistar" a la víctima diciéndole que "todo había sido una broma" para, acto seguido, intentar meterla en el maletero de su vehículo a la fuerza.

El forcejeo y los gritos de la joven, que logró salir del maletero donde Abuín Gey la había metido, alertaron a dos viandantes, que acudieron en su auxilio, lo que precipitó la huida de 'El Chicle'. Sin embargo, la descripción de la víctima y de los testigos propició su rápida identificación y detención. 

Sospechoso en el caso Diana Quer

Se dio la circunstancia de que precisamente Abuín Gey había sido considerado uno de los principales sospechosos de la desaparición de Diana Quer, ocurrida más de un año antes en la vecina localidad de A Pobra do Caramiñal. Por ello, los investigadores vincularon enseguida ambos casos, algo que precipitó la resolución de la desaparición de la joven madrileña.

Días después de su detención, 'El Chicle' confesaba haber sido el responsable de la muerte de Diana Quer y conducía a los investigadores a una nave abandonada en la parroquia de Asados, en Rianxo, donde, en un pozo, fue localizado el cadáver de la joven, tras 500 días sumergido. El juzgado decretó prisión provisional para Enrique Abuín el 1 de enero de 2018 y, desde aquella, ha permanecido en la cárcel en espera de responder por ambos casos.

En este caso concreto, Abuín Gey está acusado de un delito de detención ilegal o, alternativamente, un delito consumado de coacciones, así como un intento de agresión sexual, un robo con violencia e intimidación en grado de tentativa, un delito de amenazas y otro de lesiones. La Fiscalía solicita que sea condenado a 15 años y diez meses de cárcel y al abono de una indemnización de 15.750 euros, o alternativamente, doce años y diez meses.

Los investigadores establecieron desde un primer momento un nexo en el modus operandi de 'El Chicle' entre este caso y la desaparición de Diana Quer, por lo que tendrá influencia en el otro proceso lo que se determine en este acerca de su personalidad. El inicio del juicio se produce días después de que el juez instructor de Ribeira Félix Isaac Alonso concluyese definitivamente la instrucción del caso Diana Quer, ordenando la apertura de juicio oral y dando traslado de la documentación a la Audiencia Provincial de La Coruña, que deberá ahora fijar una fecha. 

Protección de la víctima

A raíz del inicio de este juicio, los magistrados de la Audiencia de La Coruña han dictado medidas de protección de la intimidad para la víctima, que no podrá ser grabada ni fotografiada en su comparecencia ni a su llegada a los juzgados.

Además, los magistrados también han determinado que la declaración de la joven se producirá detrás de un biombo para evitar el contacto visual con el acusado. Ambos, víctima y acusado, comparecerán en la primera jornada del juicio, en la que también está previsto que testifiquen ocho agentes de las fuerzas del orden.

El segundo día, el 11 de abril, será el turno de las periciales (seis agentes, dos médicos forenses y dos psicólogos), mientras que la última jornada está reservada para las conclusiones de las partes y los informes.

Asimismo, el TSXG informa que se prohíbe la divulgación o publicación de información e imágenes de la víctima, datos que puedan facilitar su identificación de forma "directa o indirecta" o de "aquellas circunstancias personales que hubieran sido valoradas para resolver sobre sus necesidades de protección".

Etiquetas