Nacional

MAdrid

Corea del Norte asegura que el asalto a su embajada fue un "ataque terrorista"

Exige al Gobierno español una "investigación responsable" por la gravedad de los hechos pero no señala a EE UU.

Sede de la embajada norcoreana en Madrid.
Sede de la embajada norcoreana en Madrid.
Google Maps

Corea del Norte se pronunció este domingo por vez primera sobre el asalto a su embajada en Madrid el pasado 22 de febrero. El gabinete de Pyongyang calificó de "ataque terrorista" la operación perpetrada por un comando lideraro por el mexicano Adrián Hong Chang, residente en Estados Unidos, y formado por una decenas de hombres, en su mayoría ciudadanos surcoreanos.

En un comunicado, la agencia oficial KCNA exige al Gobierno español una "investigación" sobre este acto. "El 22 de febrero se produjo un grave ataque terrorista, en el que un grupo armado asaltó la embajada de la RPDC en Madrid", dijo un portavoz del ministerio de Exteriores. "Esperamos que las autoridades competentes en España (...) lleven a cabo una investigación responsable", añadieron.

Asimismo, la nota oficial recogió que Pyongyang está investigando si el FBI y otros grupos están detrás de este asalto. "Una intrusión ilegal de este tipo es una violación grave de la soberanía del Estado y del derecho internacional. Este tipo de acto no tiene que ser tolerado", denunciaron. Sin embargo, no se llegó a culpar directamente a Washington pese a las evidencias de que el comando tenía contacto en el FBI.

El pasado miércoles, el grupo disidente norcoreano autodenominado Cheollima Civil Defense (CCD) reivindicó la acción a través de un comunicado difundido por internet. Pese a ello, negaron que hubiera violencia o que hubiera "otros gobiernos" implicados en el plan.

"El asalto respondió a una situación urgente" en la embajada, a la que fueron invitados, y señaló que en el transcurso de esta acción "nadie fue amordazado o golpeado" y que los funcionarios fueron tratados "con dignidad" y "cuidado". Un versión que contradice los indicios que maneja el juez de la Audiencia Nacional que instruye estos hechos, José de la Mata.

Asimismo, el grupo disidente defendió que no se utilizaron "armas" por respeto a España y se disculpó con las autoridades nacionales por cualquier "inconveniente" causado al haberse visto atrapadas en medio de una situación "difícil". Tras conocer el relato del juez, Estados Unidos se desvinculó de este asalto y aseguró que el Gobierno de Donald Trump "no tuvo nada que ver con esto".

De la Mata relató en un auto que el comando de Hong Chang se puso en contacto con el FBI solo cinco días después del asalto, una vez que sus miembros pudieron abandonar España. El juez decretó órdenes internacionales de detención contra ellos.

Etiquetas
Comentarios