Nacional

Opinión

El homenaje

Por
  • Ignacio Peiró Martín
tiempo
El 'revisionismo' histórico abona la confusión de la historia con la memoria.
HERALDO

La información salió la semana pasada: la nominación como candidato en las listas de un partido ‘postfascista’ de un ‘historiador’ revisionista. Podríamos saltarnos la noticia como si se tratara de una curiosidad, una ocurrencia más de las que llenan la política española. Sin embargo, importa no pasar de largo ante esta cuestión por la específica conexión entre la dedicación (nunca profesión) de la persona propuesta para un escaño con el auge que está alcanzando el fenómeno del revisionismo histórico de extrema derecha en España (entiéndase, también, ‘negacionismo’). Un fenómeno perturbador que conecta con el reverdecer de la ‘primavera de Franco’ y coincide con las conmemoraciones de los cuarenta años de la Transición y el octogésimo aniversario del final de la Guerra Civil. Moviéndose en el terreno del relativismo y la confusión de la historia con la memoria y los agravios personales, se trata de un campo para la charlatanería de las leyendas patrióticas y los honores trasnochados. Un espacio para la opinión fácil de quienes nunca dudan de sus certezas, que suelen ser absolutas. En fin, después de haberme inspirado en el delicioso relato de Andrea Camilleri, ‘El homenaje’, seguiré leyendo ‘Los revisionistas’ de Thomas Mullen, para saber el final de la contienda entre los ‘malos y los buenos’ que viajan al pasado para cambiar o proteger el futuro (siempre hay un bando vencedor porque entre paranoicos no hay lugar para el justo medio). Los dos libros le gustaban al profesor Gonzalo Borrás, a cuya memoria dedico estas líneas.

P. D.: En este caso, rectificar no es de sabios.

Ignacio Peiró Martín es catedrático de Historia Contemporánea (Unizar)

Etiquetas