Despliega el menú
Nacional

tribunales

Condenada a 10 años de cárcel una mujer que mató a su padre con un cuchillo en una discusión en Godella

Los vecinos escucharon que tras la discusión, en la que ella gritaba "¡déjame papá!", se le oyó pedirle perdón.

Screenshot_1
Los hechos ocurrieron en Godella, Valencia, en marzo de 2018.
Google Maps

La sección quinta de la Audiencia de Valencia ha condenado a diez años de cárcel a una hija de 36 años que mató en marzo de 2017 a su padre de 67 con un cuchillo de cocina en la vivienda que ambos compartían en Godella (Valencia), en un ambiente "totalmente tóxico", tanto de extrema suciedad como por la adicción de la víctima al alcohol y de la acusada a los analgésicos y psicotrópicos desde la adolescencia.

Así consta en la sentencia del magistrado-presidente del tribunal del jurado en aplicación del veredicto que consideró a la acusada culpable del homicidio de su padre, que estaba en desigualdad de fuerzas por la ingesta del alcohol y apenas tuvo posibilidad de defenderse por el uso del cuchillo. La mujer le clavó varias veces el arma y le llegó a seccionar una arteria y una vena.

Asimismo, el jurado no consideró probado que la hija, en el momento de los hechos, tuviera mermadas sus facultades psíquicas por el consumo desde los 15 años y sin control médico de opiáceos, analgésicos, fluoxetina y benzioopiaceinas ni que el ambiente "tóxico familiar", las relaciones entre ella (que lo había denunciado varias veces por maltrato) y su padre (alcohólico), y la discusión mantenida entre ambos hubieran sido "estímulos suficientes para provocarle un arrebato", según explica la sentencia facilitada por el TSJCV.

Aunque la acusada aseguró no recordar los hechos, en la grabación que consta en los autos se le oyó pedir "convulsamente" la asistencia de ayuda para su padre, aunque no se reconocía autora del apuñalamiento, y los vecinos oyeron que tras la discusión, en la que ella gritaba "¡déjame papá!", se la oyó pedirle perdón.

La sala contempla en este caso las agravantes de parentesco y abuso de superioridad y la atenuante de reparación del daño. La hija pedía a diario a los médicos de su zona y a los propios vecinos las sustancias que ingería y, al parecer, la madre está ingresada en un psiquiátrico por análogo consumo, en la que inició a la acusada desde joven.

En un año, constan cinco actuaciones policiales por casos de agresiones con implicación de padre e hija, en una de las cuales fue detenida la acusada, para quien el jurado emitió un veredicto favorable al indulto.

Etiquetas
Comentarios