Nacional

cataluña

Rifirrafe en el Parlament por los reproches de Arrimadas a encausados del 1-O

"Aquí son muy gallitos y luego delante de los jueces no veas cómo se vienen abajo...", ha ironizado la líder de Ciudadanos en Cataluña.

La líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, este miércoles, en la sesión de control al Govern.
La líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, este miércoles, en la sesión de control al Govern.
Efe/Quique García

El pleno del Parlament ha vivido este miércoles un rifirrafe entre la CUP y Ciudadanos después de que la jefa de la oposición en Cataluña, Inés Arrimadas, haya lanzado un reproche a los soberanistas encausados por el 1-O que están siendo juzgados en el Tribunal Supremo.

"Aquí son muy gallitos y luego delante de los jueces no veas cómo se vienen abajo...", ha ironizado la líder de Ciudadanos en Cataluña, en la sesión de control al presidente de la Generalitat, Quim Torra.

Arrimadas ha insistido en sus críticas a los dirigentes independentistas que desoyen las resoluciones judiciales pero "luego, delante de los jueces, se vienen abajo, se echan el muerto unos a otros" y minimizan, por ejemplo, la "simbólica" declaración unilateral de independencia (DUI) de octubre de 2017.

Al término de la sesión de control, la diputada de la CUP Maria Sirvent ha pedido la palabra para denunciar la expresión utilizada por Arrimadas al ironizar sobre los procesados por el 1-O.

Sirvent ha instado al presidente del Parlament, Roger Torrent, a tomar medidas y a amonestar a Arrimadas, invocando el artículo 239 del reglamento de la cámara catalana, que regula la "expulsión" de un diputado del pleno.

En concreto, este artículo prevé que "si el llamamiento al orden es motivado por palabras ofensivas dirigidas a las instituciones públicas, a otro miembro del Parlament o a cualquier otra persona, puede dar lugar a la expulsión de la cámara" para el resto de la sesión.

A continuación, el portavoz de Ciudadanos en el Parlament, Carlos Carrizosa, ha pedido intervenir para replicar a Sirvent y advertirle de que no acepta "lecciones de estilo" de la CUP, después de que el día anterior la sede de la formación naranja en Barcelona amaneciera con cristales rotos y pintadas con la firma de Arran, organización juvenil vinculada a la CUP.

Carrizosa ha denunciado que ayer Sirvent y los suyos "jaleaban los ataques fascistas de Arran" contra las sedes de Cs y el PPC.

Finalmente, Torrent ha cortado el rifirrafe, ha tomado nota de la queja de la CUP y ha asegurado que se tratará en una reunión de la Mesa del Parlament. 

Etiquetas
Comentarios