Despliega el menú
Nacional

El presidente iraquí pide al Rey que España se implique en la reconstrucción del país

Felipe VI se desplaza a la base de Besmayah, donde está el grueso del contingente español

El presidente iraquí le ha regalado a Felipe VI por su 51 cumpleaños un rosario musulmán de piedra iraní y plata elegido por su esposa.
El presidente iraquí pide al Rey que España se implique en la reconstrucción del país
Efe

El presidente de Irak, Barham Salih, quiere que el Gobierno español "contribuya efectivamente a la reconstrucción del país en varios niveles" y así se lo ha comunicado al Rey Felipe VI, con el que se ha reunido ese miércoles en el Palacio Presidencial de Bagdad.

Según ha informado la Presidencia iraquí, Salih también ha valorado el papel del Gobierno español y la participación española en la lucha contra el DAESH, mientras que Felipe VI ha admirado la tenacidad de los iraquíes y sus sacrificios contra el terrorismo.

Durante la reunión, el presidente iraquí ha subrayado que el país está trabajando para desarrollar las relaciones con sus vecinos y potenciar su papel y su peso en la región. Fuentes de la delegación que acompaña a Felipe VI han puesto en valor el análisis geopolítico que Salih ha hecho de la situación en la zona.

Según la Presidencia iraquí, Felipe VI ha expresado la disposición de España para consolidar una relación amistosa entre los dos países, ampliar la cooperación y contribuir a la reconstrucción. Fuentes de la delegación española han añadido que el Rey ha felicitado a Salih por su elección y por sus esfuerzos para consolidar la democracia en Irak. El presidente iraquí le ha regalado a Felipe VI por su 51 cumpleaños un rosario musulmán de piedra iraní y plata elegido por su esposa.

Después de la reunión con el presidente iraquí, el Rey se ha desplazado en helicóptero a la base de Besmayah, a 45 kilómetros al sur de Bagdad para visitar a los 326 militares y guardias civiles españoles de la base 'Gran Capitán'. Acompañado por la ministra de Defensa, Margarita Robles, el jefe de Estado ha sido recibido con honores de piquete y posteriormente ha saludado a los mandos de la base, que se ha convertido en uno de los principales centros de instrucción del Ejército iraquí.

En la base operan unos 500 efectivos, en su mayoría españoles, pero también portugueses, estadounidenses y británicos, bajo el mando del general español Carlos Prada. Don Felipe ha sido recibido en la 'Plaza Ibérica' de la base, en cuyos muros pueden verse escudos de provincias españolas y portuguesas, y un monumento a los españoles muertos en Irak desde 2003.

Etiquetas
Comentarios