Despliega el menú
Nacional

La Fiscalía pide cinco años de cárcel a un 'youtuber' por delitos sexuales a una menor

La Audiencia de Madrid juzga este viernes a 'Dalas Review' por presunto abuso sexual y ciberacoso a una niña de 13 años en 2015.

'Dalas Review' en su último vídeo: 'Chicas TIK TOK que merecen BAN'
'Dalas Review' en su último vídeo: 'Chicas TIK TOK que merecen BAN'
Youtube

La Audiencia Provincial de Madrid juzgará este viernes a partir de las diez de la mañana a Daniel José S. L., un conocido 'youtuber' canario llamado 'Dalas Review', por presunto abuso sexual y ciberacoso sexual infantil a una menor de 13 años cuando el acusado tenía 22.

La Fiscalía de Madrid reclama por estos hechos cinco años de prisión, 11 años de inhabilitación especial y nueve de alejamiento de la supuesta víctima, según confirmaron fuentes jurídicas.

El escrito relata que el acusado y su supuesta víctima contactaron a través de la red social Twitter entre julio y agosto de 2015, y los contactos se intensificaron en septiembre de 2015 vía Skype, una red gratuita de comunicación y ciberllamadas.

Entonces, el acusado comenzó a mostrar el interés que tenía hacia ella y le pidió que le mandará fotos desnuda. "Cuando ella le objetaba que era menor de edad, él le decía que era una tontería", señala el fiscal, que agrega que éste le pidió que borrara conversaciones para que no las viera su padre.

El episodio de abuso sexual se produjo, presuntamente, el 26 de enero de 2016 durante la firma de uno de sus libros. En un momento a solas, le realizó tocamientos, y tras este hecho, comenzó a acosarle a través de 'whatsapp'. Volvieron a verse el 8 de febrero siguiente en la estación de Atocha (Madrid), donde de nuevo se produjeron tocamientos.

Precedentes

'Dalas Review' empezó en 'youtuber' en 2012 como tantos otros, haciendo 'gameplays' (grabándose mientras jugaba a videojuegos y comentando los mismos). Pero después amplió su campo de acción y empezó a grabar vídeos de otra temática, por lo que su poder de seguimiento fue creciendo de forma exponencial, sobre todo entre adolescentes. Se refería de forma tosca a los "canis", criticaba las revistas de moda o ensalzaba la "gordofobia". También señalaba a jóvenes que se hacían autofotos.

Pero en 2016 tuvo varios episodios con chicas menores, que expusieron en redes sociales su relación personal con el ahora juzgado, al que acusaron de presionarlas para mantener relaciones sexuales. Pero él se defendió diciendo que alguien se introdujo en su cuenta y suplantó su identidad. Sin embargo, uno de estos casos ha acabado ahora en juicio y el joven tinerfeño se enfrenta a cinco años de prisión.

Etiquetas
Comentarios