Despliega el menú
Nacional

Herrero: "La reforma de la Constitución debe y puede ser pausada"

Uno de los siete padres  del texto constitucional dijo que hay fórmulas legales para que Cataluña "esté más cómoda".

Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón, ayer, durante la conferencia en el Colegio de Abogados.
Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón, ayer, durante la conferencia en el Colegio de Abogados.
Ramón Comet

El político y jurista Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón (Madrid, 1940), uno de los siete padres del texto constitucional, asumió este viernes en el Colegio de Abogados de Zaragoza que "la reforma de la Constitución puede y debe ser pausada, pero no porque se haya hecho vieja" y reclamó que haya "consenso".

El decano de los abogados zaragozanos, Antonio Morán, lo presentó dentro del ciclo dedicado al 40 aniversario de la Constitución, y estuvo acompañado por el expresidente de los letrados de España, Carlos Carnicer. Es el segundo de los políticos invitado por el Colegio. El primero fue Miquel Roca y el próximo será José Pedro Pérez Llorca. Son los tres padres de la Carta Magna que siguen vivos.

Herrero, que es también miembro del Consejo de Estado desde 2009, se refirió al Título VIII, el de las Autonomías, como el núcleo de la reforma que necesitará un "consenso" como hubo en la Transición. Reconoció este viernes que la creación de las comunidades "no fue un éxito" porque "estableció un procedimiento y no un sistema". Agregó que el pacto autonómico de 1981 y de 1992 "alteró el proceso", porque pasaron de tres a 17 identidades. Un resultado que calificó como "una gran mutación constitucional", citando a un catedrático italiano, en la que "se multiplicaron las autonomías" y sirvió para "parcelar el poder".

Ante la actual situación de la eclosión del secesionismo catalán, Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón opinó que hay que "rebajar la tensión", como pretende el Gobierno de Pedro Sánchez, y "buscar una fórmula" que "respete la legalidad" y sirva para que "Cataluña se sienta más cómoda". En este sentido, mencionó el proceso que se vivió en el País Vasco, con la banda terrorista ETA, "que fue sangriento", pero "se ha llegado a una solución, con retórica, que es asumible".

"No es para Puigdemont"

Esa comodidad que reclamó el jurista para Cataluña "no es para Puigdemont", sino para aprobar el "reconocimiento de la identidad propia, algo que sea compatible con el resto de España" y "lo demás sería más fácil". Miguel Herrero consideró que el problema catalán no es competencial ni económico, sino de personalidad propia. "Ni negarlo, ni desorbitarlo", apuntó el político y exdiputado de UCD, AP y PP, que incluso citó una frase de Karl Marx para afrontar el proceso de negociación: "Jamás la ignorancia ayudó nunca a nadie".

En cualquier caso, definió que para reformar la Carta Magna son necesarios "el consenso y la unión de voluntades". Puso el ejemplo del informe sobre el Senado que el Gobierno de Zapatero encargó al consejero de Estado Landelino Lavilla, en el que todos los partidos abogaron por una reforma sin perder escaños.

"Hay que huir de la magia constitucional", proclamó el experto en Derecho público, quien defendió que "todos los defectos no proceden de la Constitución". Y apuntó a que antes se hagan mejoras en la ley electoral, el Tribunal Constitucional, la Ley de Régimen Local y la de la financiación autonómica.

Etiquetas
Comentarios