Nacional

Opinión

Año 2030

Los tres grupos de la central térmica de Andorra, en producción.
La Comarca

El año 2030 no es solo la fecha que se fija el presidente Sánchez para cumplir sus objetivos, un horizonte muy lejano para quien podría verse obligado a convocar elecciones en los próximos meses. 2030 es también la fecha tope que da la Unión Europea para las centrales térmicas que no cumplan los requisitos anticontaminantes. Pero la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, no es partidaria de apurar el plazo. Es un escenario que no aceptan los presidentes de la ‘España vacía’, reunidos en Zaragoza para reclamar un sistema de financiación autonómica que contemple las peculiaridades de Aragón, Asturias, Castilla-La Mancha, Galicia, Castilla y León y La Rioja. Todas sufren el problema de la despoblación, y tres de ellas, entre las que se cuenta Aragón, están afectadas por el anunciado cierre de las térmicas. Piden que la transición sea justa, y que haya alternativas. Parece razonable, justo cuando hoy, 12 de septiembre de 2018, el precio de la electricidad vuelve a marcar un máximo. Y se constata que, frente al 30% de todas las renovables, y el 25% de las nucleares, el carbón aportó esta semana un 20% de la energía demandada en España.

Etiquetas