Despliega el menú
Nacional

Heraldo Saludable

El joven de 350 kilos regresa a su casa en un camión, pero no entra por la puerta

Teo Rodríguez, de 34 años, ingresó el 6 de agosto en un hospital valenciano y dos días después recibió el alta, pero la negativa de la familia y la imposibilidad de encontrar una camilla que aguantara su pesó obligó a mantenerlo ingresado.

Teófilo permanece en un camión mientras los bomberos estudian cómo introducirle en el domicilio
Teófilo permanece en un camión mientras los bomberos estudian cómo introducirle en el domicilio.

El joven de 350 kilos que ingresó el pasado martes en el hospital de Manises (Valencia) tras sufrir una insuficiencia respiratoria que obligó a administrarle oxígeno ha sido traslado este martes a su casa tras encontrar el centro sanitario un transporte para poder hacerlo.

Teo Rodríguez, de 34 años, ingresó el 6 de agosto en el hospital y dos días después recibió el alta, pero la negativa de la familia a llevarlo al domicilio por su delicado estado de salud y la imposibilidad de encontrar una camilla que aguantara su peso obligó a que se quedara ingresado.

Fuentes de la Conselleria de Sanidad han informado de que este martes, a las 10.55, el hospital de Manises ha contactado con el 112-CICU para solicitar un transporte sanitario para coordinar el traslado del paciente hasta su domicilio.

De inmediato, 112-Centro de Información y Coordinación de Urgencias (CICU) ha contactado con Bomberos, Policía Local y Guardia Civil, por tratarse de traslado por carretera hasta el municipio de Turís.

Dado que las ambulancias bariátricas únicamente admiten un máximo de 318 kilogramos se ha descartado movilizar una por no ser viable su transporte por este medio.

Finalmente, el personal del hospital y los bomberos realizarán el traslado del paciente a lo largo del día hasta su domicilio en Turís (Valencia), del que ya se ha informado al centro de salud del municipio.

Las últimas informaciones sobre el caso apuntan a que el joven, trasladado finamente en un camión, no cabría por la puerta de casa, por lo que los bomberos aún no saben lo que van a hacer con él. 

Etiquetas
Comentarios