Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

El Rey "reafirma su compromiso" con una Cataluña "de todos y para todos"

El Gobierno catalán en pleno planta al jefe del Estado en su visita a Gerona, tras romper relaciones con la Casa Real.

El Rey Felipe VI clausura la ceremonia de los Premios Princesa de Gerona.
El Rey Felipe VI clausura la ceremonia de los Premios Princesa de Gerona.
Efe

Felipe VI viajó este jueves a Cataluña por segunda vez en una semana y quiso dejar un discurso conciliador, que en algunas partes fue el mismo que pronunció al poco de ser proclamado Rey en 2014. El Monarca presidió en Gerona la ceremonia de entrega de los premios Princesa de Gerona, en su novena edición, donde "reafirmó" su "compromiso" con una Cataluña de "todos y para todos" y llamó a la "unidad" ante los "retos" de futuro.

Un compromiso, dijo, con la lengua catalana, el autogobierno catalán y sus instituciones históricas. "Cataluña estima una lengua, el catalán, que, en diálogo y convivencia permanente, sincera y enriquecedora con el castellano, es un elemento sin el cual no es posible entender la cultura de esta tierra que tanto ama sus tradiciones", proclamó. Una Cataluña, añadió, "orgullosa de su personalidad", que ha estado "siempre a la vanguardia de la cultura y la economía". Y una Cataluña, de la que destacó su contribución al "gran acuerdo de convivencia democrática y cívica en libertad, que culminó con nuestra Constitución" y que "ha permitido el desarrollo político y el progreso social y económico de España en su conjunto como nunca antes en la historia".

La figura del Rey está muy cuestionada por una parte de la sociedad catalana, en concreto por el independentismo, que le acusa de haber tomado parte en la crisis catalana y de no haber permanecido en una posición de neutralidad. El secesionismo lleva meses exigiéndole que pida perdón por el discurso que pronunció el pasado 3 de octubre, dos días después del referéndum y en plena jornada de huelga general, en el que afirmó que "es responsabilidad de los legítimos poderes del Estado asegurar el orden constitucional" y poner fin a la "deslealtad inadmisible" de la Generalitat.

Desbancado el PP, el Rey se ha convertido en la bestia negra para el secesionismo. Esta indignación se tradujo en el plante que el Gobierno catalán en pleno hizo al acto. Ni el presidente de la Generalitat, ni ninguno de sus consejeros acudieron al evento (la primera vez en nueve años), después de que hace una semana Quim Torra anunciara que rompe relaciones con la Casa Real y señalara que ni él ni ninguno de sus consejeros asistirá a actos organizados por la jefatura del Estado. Ya hace una semana, en Tarragona, Torra amagó con el plante, que se consumó este jueves. El Ayuntamiento de la ciudad tampoco estuvo presente en la ceremonia y no facilitó ningún local. Además, mientras se celebraba el acto, la alcaldesa de la ciudad, Marta Madrenas, del PDeCAT, inauguraba una plaza con el nombre del 1-O. Los CDR convocaron asimismo manifestaciones en diferentes localidades de Gerona.

Habitualmente, esta gala se solía celebrar en el Palacio de Congresos, pero el Ayuntamiento de Gerona no lo ha permitido. Al final, tuvo lugar en una finca de los hermanos Roca en Vilablareix (Gerona). El Rey se lo agradeció ayer en su discurso.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión