Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

Pedro Sánchez pide al PP que se limite a hacer oposición al Gobierno, pero no al Estado

Los populares temen que el Gobierno sea incapaz de garantizar la cohesión territorial apoyándose en independentistas y nacionalistas.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante el pleno del Senado.
Pedro Sánchez pide al PP que se limite a hacer oposición al Gobierno, pero no al Estado
Efe

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha pedido este martes al PP que se limite a hacer oposición al Ejecutivo, pero no al Estado, demostrando así al menos la misma lealtad que tuvo el PSOE para con el Gobierno de Mariano Rajoy desde la oposición.

En su primera sesión de control en el Senado desde que accedió a La Moncloa, Sánchez ha lamentado que el PP, desde el debate de la moción de censura que desalojó a Rajoy del poder, intente "suscitar dudas" con respecto al compromiso demostrado por el PSOE en defensa de la Constitución.

Sánchez respondía a una pregunta del portavoz del PP en el Senado, José Manuel Barreiro, que ha expresado su temor de que el Gobierno de Sánchez, apoyado por partidos independentistas y nacionalistas, no sea capaz de garantizar la cohesión territorial de España.

Sánchez nunca ha ganado unas elecciones

Barreiro ha advertido de que el presidente no ha expuesto aún cuál es su proyecto de país y le ha recordado que, con la moción de censura, pese a ser un instrumento constitucional, rompió un principio que hasta entonces se había respetado: el de que el partido que gobernaba era el que había ganado las elecciones y Sánchez, hasta la fecha, no ha logrado la victoria en ninguno de los comicios a los que se ha presentado.

Sánchez ha afeado al PP que sólo exija la lealtad de la oposición con el Gobierno cuando son los 'populares' los que están instalados en La Moncloa porque cuando pasan a la oposición "parece que se olvidan". También les ha reprochado que actúen como si fueran sólo ellos los únicos capaces de garantizar la cohesión territorial y la unidad de España.

Es más, el presidente ha instado a los 'populares' a hacer una "reflexión" porque la sociedad española, ha advertido, no entendería ver de nuevo al PP "poco menos que instando a la confrontación territorial" como cuando se echaron a la calle a recoger firmas contra el Estatut catalán "para alimentar ese agravio territorial", germen de la crisis actual con el independentismo catalán, en su opinión.

La estabilidad es extirpar la corrupción

El presidente ha replicado a Barreiro que la estabilidad en España se consigue "extirpando la corrupción de la vida pública" y "reconstruyendo el Estado de bienestar" que desmanteló el Gobierno anterior con su política de recortes.

En su réplica, el senador del PP ha avisado a Sánchez de que las dudas en torno a su hoja de ruta las siembra él mismo, por decir en pocos meses una cosa y su contraria. "A usted se le ha escuchado decir que nunca, durante y después pactará con el populismo", ha recordado haciendo referencia a las múltiples veces que el PSOE rechazó presentar una moción de censura porque sólo daban los números contando con Podemos y los independentistas.

O que el presidente diga ahora que quiere agotar la legislatura cuando "hace 15 días decía lo contrario". "Las dudas no están en este lado, las dudas están en usted, en lo que ha dicho y hace", ha remarcado Barreiro.

"Tenemos que ir a un objetivo de país y ¿usted lo va a sustentar en base a aquellos que explícitamente quieren romper España? ¿en base a aquellos que están siendo cuestionados por la justicia por sus actuaciones? ¿en base a aquellos que han estado del lado que han estado y le han apoyado en la moción? todo eso usted no lo ha dicho y eso la sociedad española se lo está demandando", ha insistido el senador del PP.

La irresponsable campaña contra el Estatut

Sánchez ha incidido en culpar al PP de la crisis independentista en Cataluña, por azuzar con el Estatut catalán el debate de la confrontación territorial para conseguir réditos electorales en la etapa del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

"Cataluña es la única comunidad autónoma del país con un estatuto que no fue aprobado por la sociedad catalana y ése es un problema político que tenemos que resolver", ha advertido antes de preguntar al PP si no sacan alguna "conclusión" tras comprobar que en 2006, cuando se aprobó el Estatut, los catalanes independentistas apenas representaban el 15 por ciento y hoy llegan al 40 por ciento.

Esa estrategia que puso en marcha el PP cuando estaba en la oposición les drio rédito político "pero a costa e poner en riesgo el futuro y la convivencia de los españoles", ha alertado Sánchez.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión