Nacional
Suscríbete

Guirao avaló la compra de unas obras que podrían ser falsas

La justicia valenciana investiga la compra de siete esculturas (realizadas tras la muerte del autor) por 3,5 millones de euros.

José Guirao, ministro de Cultura y Deporte.
José Guirao, ministro de Cultura y Deporte.
Efe

El nuevo ministro de Cultura, José Guirao, avaló (como experto) la compra de varias obras de arte que ahora la Fiscalía considera falsas.  El heredero del escultor Gerardo Rueda, José Luis Rueda, así lo ha declarado durante la investigación que analiza la adquisición por parte del Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM) de siete esculturas y la donación de casi un centenar. Este acuerdo, de 3,5 millones de euros, se llevó a cabo tras la muerte del artista.

José Luis Rueda ha comparecido este viernes después de que el juzgado decidiera investigarle por prevaricación, malversación y falsedad documental en relación con la presunta venta de obras falsas -realizadas tras la muerte del escultor- al IVAM. La jueza adoptó esta medida tras solicitarla la Abogacía de la Generalitat Valenciana dentro del procedimiento que investiga la época como directora de Consuelo Ciscar, también imputada en esta causa junto a otros ex cargos directivos de la institución cultural.

El hijo de Gerardo Rueda ha asegurado estar muy tranquilo porque en ningún caso las obras que adquirió el IVAM son falsas. En la misma línea ha recalcado que todo fue correcto en la transacción y que los precios eran acordes al mercado.

José Luis Rueda ha detallado ante la jueza los trámites y plazos existentes sobre las maquetas para la realización de las obras póstumas y ha aportado a la causa un conjunto de documentación. Entre este material Rueda ha aludido, a preguntas de su abogado, a un escrito del exdirector del Reina Sofía y recién nombrado ministro de Cultura, José Guirao.

En la documentación presentada por el heredero se puede leer un escrito del actual ministro de Cultura y Deporte: "El IVAM ha dado un acertado paso a la hora de valorar la escultura dentro de su producción adquiriendo algunas de sus piezas más importantes en sus últimos tiempos que se han venido a añadir a otras dos esculturas que formaban parte de su colección desde hace varios años. La adquisición de obras ha venido acompañada de una generosa donación por parte de su hijo, contando en la actualidad el IVAM con la colección pública más importante del artista, con un total de 49 obras".

Asimismo, en un texto del catálogo ‘Gerardo Rueda. La escultura monumental en la colección del IVAM’ (2006) se leen otras declaraciones de Guirao: "También el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía realizó hace casi una década una importante adquisición de obra de Gerardo Rueda entre las que incluían dos esculturas, Gran Relieve (1995-96) y Mesa (1986) de enorme significación". José Luis Rueda ha explicado que su padre dejó cinco obras preparadas en la Fundición Capa con quien trabajaba y que sólo estaba pendiente de montaje.

"A sabiendas"

De acuerdo a los argumentos de la Abogacía de la Generalitat, Consuelo Ciscar, con la "concomitancia" de Lledó destinaron, "a sabiendas", caudales públicos a adquirir obras de arte falsas haciéndolas pasar por originales de su padre, el autor Gerardo Rueda --fallecido en 1996--, y produciendo así una desviación de los fondos presupuestarios hacia el patrimonio de José Luis Rueda.

De ese modo, el IVAM habría adquirido obras de arte no originales, como si lo fueran, enriqueciendo a José Luis Rueda. Entre 2004 y 2006 el museo compró mediante dos contratos mixtos de compra-venta y donación una serie de obras cuyo supuesto autor era el escultor desaparecido.

En los dos contratos se condicionó la donación de determinadas esculturas a la adquisición onerosa de otras. Por consiguiente, el IVAM pagó un total de 2.944.325 euros, más 512.524 que costó que la Fundición CAPA manufacturara gran parte de las obras que, bien habían sido donadas, bien habían sido vendidas al museo por el heredero. De este modo las arcas públicas pagaron por obras supuestamente atribuidas a Gerardo Rueda el montante total de 3.456.876 euros.

A esta cantidad, según la Abogacía, hay que sumar los 719.987,80 euros que se pagaron para promocionar las obras y con el objeto de blanquearlas a través de varias actividades y exposiciones.

En el auto de mayo de fijación de fianza, la jueza encargada del caso recuerda los correos e informes policiales que obran en la causa y que apuntan a que las obras que vendió el hijo adoptivo de Gerardo rueda "no pueden ser consideradas originales". Agregaba que "existen fundados motivos para pensar que José Luis Rueda creó nuevas obras de arte a nombre de Gerardo Rueda tras su fallecimiento, reproduciendo obras del mismo con otros materiales y de mayores dimensiones, todo ello a través de al Fundación Capa, que fueron transmitidas al IVAM como si fueran originales y de la autoría de su padre" -.

Las compras del Reina Sofía no fueron "decisiones unilaterales"

El Ministerio de Cultura y Deporte ha asegurado que las compras de obras de Gerardo Rueda realizadas por el Museo Reina Sofía durante la dirección del actual ministro, José Guirao, no fueron "en ningún caso decisiones unilaterales" del por entonces director.

En este sentido, fuentes del ministerio han explicado que las compras del Reina Sofía "deben de pasar siempre por tres filtros". Uno de ellos es el de la valoración de un conservador experto en la materia que valora primeramente tanto la compra a realizar como su precio.

Posteriormente, el Patronato del museo también entra a valorar "la idoneidad o no" de la compra, emitiendo su autorización en caso afirmativo. Y por último, la Junta de Calificación del Ministerio de Cultura -compuesta por expertos de distintos ámbitos de las Bellas Artes- vuelve a evaluar la autorización de la compra de la obra.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión