Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

La costa de Alicante vigila la llegada de ejemplares de 'Carabela portuguesa'

Se trata de una especie de medusa altamente tóxica que puede paralizar algún miembro del cuerpo con el contacto.

Un ejemplar de Carabela Portuguesa
La costa de Alicante vigila la llegada de ejemplares de 'Carabela portuguesa'
Wikipedia

Varias poblaciones de litoral de la provincia de Alicante vigilan estos días la aparición de ejemplares aislados de la medusa venenosa 'Carabela portuguesa', sin que se tenga constancia de que haya afectado a bañista alguno.

La turística población de Altea mantiene este miércoles cerrada preventivamente sus playas hasta el próximo fin de semana después de que se diera aviso del avistamiento de una de estas medusas, que puede paralizar algún miembro del cuerpo con el contacto.

La concejal de Medio Ambiente de Altea, Bea Nomdedeu, ha señalado a Efe que la bandera roja se debe tanto a esta situación como al actual temporal de viento.

"Hemos sido precavidos y hemos colocado la bandera roja. Según las previsiones del Instituto de Ecología Litoral, seguramente a finales de la semana la quitaremos si antes no avistamos nada", ha señalado Nomdedeu.

Un portavoz del ayuntamiento de Alicante también ha informado de que las banderas rojas de hoy en la Playa de San Juan se deben a los avisos por oleaje aunque también a la aparición, el pasado sábado, de una de estas medusas.

Desde aquel día, no se han avistado más ejemplares aunque se ha desplegado un dispositivo para detectar su posible presencia.

Por su parte, el experto en esta especie marina del Instituto de Ecología Litoral de El Campello, el investigador Juan Guillén, ha indicado a Efe que la 'Carabela portuguesa' tiene un potencial tóxico elevado.

Ha añadido que la presencia de este hidrozoo con apariencia de medusa ha preocupado a los ayuntamientos de la costa alicantina y ha hecho que algunas poblaciones hayan hecho ondear la bandera roja, y ha añadido que "parece que tiende a remitir".

Según este científico, en 2018 se han visto más ejemplares que años anteriores, lo que ha provocado "un poco de psicosis": "Normalmente se suelen ver unas ocho, y este año se han visto alrededor de cuarenta", ha continuado Guillén, quien no está especialmente preocupado porque es algo que pasa todos los años.

Preguntado por Efe, fuentes de la Conselleria de Medio Ambiente de la Generalitat han señalado que no han recibido ninguna información sobre avistamientos de la 'Carabela portuguesa' y han añadido que el cierre de playas por este motivo es competencia municipal.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión