Despliega el menú
Nacional

La sucesión, un debate aparcado

La primacía del varón sobre la mujer en la línea sucesoria, consagrada por la Constitución, es objeto de controversia desde hace años. La reforma está en ‘stand by’.

El artículo 57.1 de la Constitución es claro: "La sucesión en el trono seguirá el orden regular de primogenitura y representación, siendo preferida siempre la línea anterior a las posteriores; en la misma línea, el grado más próximo al más remoto; en el mismo grado, el varón a la mujer, y en el mismo sexo, la persona de más edad a la de menos". La primacía del hombre es objeto de controversia desde hace años, pero por ahora la reforma constitucional con este propósito se encuentra aparcada.

Se trata de una idea que surge de forma periódica -la última vez, con la proclamación de Felipe VI como Rey- y que con la misma velocidad se guarda en el baúl de los proyectos inacabados. Uno de los motivos por los que sucede es que, a tenor de los actuales integrantes de la línea sucesoria, es poco probable que ese criterio desigual se aplique, lo cual resta urgencia a su reforma. De hecho, los tres primeros puestos en la línea sucesoria los ocupan mujeres: la princesa Leonor, la infanta Sofía y la infanta Elena de Borbón. Es así por tratarse de las dos hijas del Monarca y la primogénita del rey Juan Carlos.

A continuación figuran el hijo mayor de doña Elena, Felipe Juan Froilán; la pequeña, Victoria Federica. Detrás aparece la segunda hija de don Juan Carlos, la infanta Cristina, seguida de sus cuatro hijos:Juan Valentín, Pablo Nicolás, Miguel e Irene. De este modo, en conjunto, en las diez primeras posiciones de la línea sucesoria no hay necesidad de aplicar la regla de la primacía del varón sobre la mujer.

Etiquetas
Comentarios