Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

El hallazgo de una mandíbula junto a un pantano del Ebro podría reabrir un caso de hace 25 años

Los forenses confirman que sería la mandíbula de una adolescente de entre 13 y 16 años.

Embalse del Ebro al sur de Cantabria
Embalse del Ebro al sur de Cantabria
Google ¡Maps

El 12 de octubre del año pasado, un vecino de La Población de Yuso, en Cantabria, encontró un hueso, que parecía humano, en las inmediaciones de un pantano del Ebro en Cantabria, y que finalmente se confirmó como una mandíbula, según desveló el Diario Montañés. Las pruebas forenses han determinado que se trata de una mandíbula que "pertenece a una adolescente de entre 13 y 16 años fallecida hace 25 años".

Este dato vuelve a poner sobre la mesa el caso de Virginia Guerrero Espejo y Manuela Torres Bouggefa, dos niñas de 13 y 15 años que desaparecieron a finales de abril de 1992 en Reinosa, a unos 30 kilómetros de Aguilar de Campoo (Palencia) donde residían.

La confirmación de que la mandíbula podría pertenecer a una de las chicas desaparecidas está pendiente aún de los resultados del análisis de ADN, que tardarán unos días en conocerse.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión