Despliega el menú
Nacional

Llega frío del Ártico y dejará nevadas, viento y una sensación térmica muy baja

Teruel podría registrar el domingo temperaturas negativas de hasta ocho grados bajo cero.

Foto de archivo de un termómetro marcando cero grados en Zaragoza.
Los termómetros de Zaragoza rozarán los cero grados.
O.D.

Una masa fría de aire ártico entrará por el norte y se extenderá el jueves a toda la Península y Baleares donde dejará precipitaciones que serán en forma de nieve a partir de cotas bajas y un importante descenso de las temperaturas. Esto, unido a un viento muy frío provocará una sensación térmica muy baja, según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Así, la AEMET señala que a partir del miércoles por la mañana, los vientos de componente norte traerán a España una masa fría de aire polar que entrará por el norte de la Península y que el jueves seguirá extendiéndose hacia el sur y el este de modo que afectará a toda la Península y Baleares.

En el caso de Aragón, AEMET prevé que las temperaturas mínimas en Zaragoza serán de de 1ºC el jueves, el viernes y el sábado de esta semana. El domingo serán de 0ºC y el próximo lunes, de -2ºC. Las máximas se situarán entre los 8 y los 11 grados.

En Huesca se esperan para el jueves mínimas de -1ºC y máximas de 10 y para el viernes mínimas de -1ºC y máximas de 8ºC, con alguna probabilidad de precipitación. Durante el fin de semana las mínimas descenderán hasta los -2ºC el sábado y -4ºC el domingo.

Será en Teruel dónde los termómetros registren las temperaturas más bajas. Hasta cinco grados negativos hay previstos para el jueves, el viernes y el sábado, que podrán llegar a -8ºC durante el domingo y el lunes.

Esta bajada generalizada de temperaturas provocará heladas en zonas extensas y también una inestabilización de la atmósfera que dejará nevadas en cotas relativamente bajas.

Desde este miércoles y hasta, probablemente, el próximo domingo, los vientos de componente norte llevarán aire muy frío sobre la Península y Baleares.

Asimismo, durante estos días las heladas serán generalizadas en buena parte del interior peninsular y las temperaturas descenderán por la noche más allá de los -5 grados centígrados tanto en ambas mesetas como en las zonas altas. Durante el día, el aire frío sumado al viento del norte contribuirá a que la sensación térmica sea baja.

Con estas condiciones, las temperaturas nocturnas pueden descender aún más y dejar heladas fuertes, por debajo de -8ºC sobre todo en las zonas interiores de la mitad norte peninsular.

La AEMET ha pronosticado nevadas en los sistemas montañosos de la mitad norte y las más persistentes se producirán en la cordillera cantábrica y en Pirineos. Las cotas de nieve podrán descender ocasionalmente hasta los 400-600 metros en el Cantábrico oriental y Pirineos y hasta 700-900 metros en el resto de la mitad norte. En Baleares, las nevadas se esperan ocasionalmente en el entorno de los 500 metros.

La situación se mantendrá probablemente hasta el domingo y ya a partir de los primeros días de la próxima semana la atmósfera se estabilizará, cesarán las precipitaciones y se dará paso a un tiempo estable, con cielos poco nubosos y con vientos flojos.

Etiquetas
Comentarios