Despliega el menú
Nacional

"No tengo miedo"

Una multitud encabezada por el Rey guarda un minuto de silencio en la plaza de Cataluña para mostrar su rechazo al terrorismo y su solidaridad con las víctimas.

Una multitud guarda un minuto de silencio en Barcelona
Una multitud guarda un minuto de silencio en Barcelona
AFP/Reuters/Efe

Alrededor de cien mil personas, según el Ayuntamiento de Barcelona, con el Rey a la cabeza, se han unido este viernes en el dolor por los atentados de La Rambla de Barcelona y de Cambrils y han rendido homenaje a las víctimas con un minuto de silencio.

El rey Felipe ha querido estar presente en la concentración celebrada este mediodía en la Plaza de Catalunya de Barcelona, donde también han acudido el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy; la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, y los líderes de los principales partidos, como Pedro Sánchez (PSOE), Pablo Iglesias (Podemos) y Albert Rivera (Ciudadanos).

El minuto de silencio en la Rambla acaba al grito de “no tenemos miedo”

Junto a ellos estaban el presidente de la Generalitat catalana, Carles Puigdemont, y la presidenta del Parlamento, Carme Forcadell, en una plaza abarrotada por miles de ciudadanos y por representantes de todas las confesiones religiosas.

La Plaza de Cataluña estaba abarrotada por miles de ciudadanos, entre los que se ha podido ver a representantes de todas las confesiones religiosas, incluida la musulmana, que ha querido estar presente para mostrar su repulsa por los ataques.

Dos minutos de aplausos han puesto fin a la concentración silenciosa, en la que se ha escuchado un grito unánime dirigido a los terroristas: "No tinc por" (no tengo miedo).

En Madrid, en la escalinata principal del Congreso de los Diputados se han dado cita la presidenta de la Cámara, Ana Pastor, y los portavoces de los grupos parlamentarios, entre ellos Rafael Hernando (PP), Margarita Robles (PSOE) y Joan Tardá (ERC).

A los políticos se han sumado ciudadanos anónimos y turistas, a las puertas de ayuntamientos de toda España y de centros de trabajo, que con su silencio han querido mostrar su rechazo a los atentados terroristas y su recuerdo a las víctimas.

Según fuentes municipales, en la abarrotada plaza de Catalunya se han concentrado unas 30.000 personas, mientras que otras 70.000 lo han hecho en las calles del entorno.

Etiquetas
Comentarios