Despliega el menú
Nacional

Dos hermanas aragonesas heridas en el atentado de Barcelona: “Vimos una furgoneta venir de frente hacia nosotras”

Ana Julieta y Cristina Calavia consiguieron sortear por milímetros el vehículo, que les causó heridas y contusiones en las piernas.

Ana Julieta y Cristina Calavia, ayer en Barcelona, antes de que ocurriera el atentado.
Ana Julieta y Cristina Calavia, ayer en Barcelona, antes de que ocurriera el atentado.
ACC

Las aragonesas Ana Julieta Calavia, de 23 años, y su hermana Cristina, de 25, son dos de los múltiples heridos que registró el ataque terrorista de una furgoneta en Barcelona. Ambas paseaban por el centro de la Ciudad Condal hasta que los gritos y el ruido les alertó. “No llevábamos ni cinco minutos caminando. Nos giramos y vimos venir una furgoneta blanca de frente hacia nosotras. Conseguimos apartarnos los milímetros necesarios para que no nos atropellara, aunque nos golpeó en las piernas”, explica la joven, recientemente graduada en Publicidad y Relaciones Públicas, que el próximo año estudiará un máster en Barcelona.

“Había venido a buscar piso para vivir el curso que viene, estábamos únicamente pasando el día”, relata Ana Julieta, todavía convaleciente de diferentes contusiones y arañazos en el gemelo. Por su parte, su hermana sufre varios traumatismos y moraduras en la pierna y los tobillos. “Más que las heridas, lo que nos queda es el susto. Afortunadamente nos dio tiempo a reaccionar y lo podemos contar. Mi hermana no llevaba el teléfono, al saltar nos separamos y no había forma de contactar la una con la otra”, afirma.

Las dos hermanas permanecieron dos horas sin saber la una de la otra, hasta que finalmente se reecontraron en un centro de salud en Las Ramblas. “Nos alejamos de la zona en un taxi que no nos cobró la carrera, hasta que por la noche vinieron nuestros padres a buscarnos”, concluye Ana Julieta, que llegó de madrugada a Zaragoza junto a su familia.

Etiquetas
Comentarios