Despliega el menú
Nacional

Cardenal Omella: "El purpurado debe servir a la Iglesia y no buscar ascensos"

El nuevo cardenal arzobispo de Barcelona, Juan José Omella, celebró este miércoles que el papa Francisco haya recordado a los purpurados en el Vaticano que no son "príncipes en la Iglesia".

Juan José Omella, en el Vatilcajo este miércoles.
El Papa crea cardenal al arzobispo de Barcelona, Juan José Omella
Alberto Pizzoli/AFP

El nuevo cardenal arzobispo de Barcelona, Juan José Omella, celebró este miércoles que el papa Francisco haya recordado a los purpurados en el Vaticano que no son "príncipes en la Iglesia", y opinó que su labor es servir a la Iglesia y "no buscar el primer puesto".

Omella fue nombrado cardenal junto a otros cuatro religiosos en una ceremonia en la basílica de San Pedro del Vaticano en la que Francisco llamó a los purpurados a no distraerse "con otros intereses" y mirar y ayudar a resolver problemas reales como la esclavitud, las guerras, el terrorismo o los campos de refugiados.

"Tenemos todos los humanos tendencia a lo fácil, y lo que es duro lo rechazamos", reflexionó Omella momentos después de ser designado con la púrpura.

"(Es bueno) que el papa nos diga (...) lo que es lo propio según el Evangelio, (que tenemos que apostar por) el servicio, no buscar el primer puesto", añadió.

Omella (Cretas, Teruel, 1946) confesó que ahora como cardenal seguirá trabajando en "el plan pastoral" iniciado en Barcelona y sobre todo en "servir a la diócesis con sencillez".

Además, tuvo unas palabras de reconocimiento para el papa Francisco, a quien describió como "buen padre y un buen hermano", y también para el pontífice emérito Benedicto XVI, a quien los nuevos cardenales fueron a visitar en su residencia en el Vaticano al término de la celebración.

"Ha sido un momento muy entrañable (...). Benedicto XVI nos ha acogido con una solicitud paternal y se ha alegrado mucho. Sobre todo ha recordado cada país, pero de manera especial Barcelona con la Sagrada Familia", contó quien desde este miércoles es el octavo cardenal de Barcelona.

"Le he recordado que todos los años celebramos el aniversario de la consagración y le he dicho que el próximo domingo, 9 de julio, empezamos la eucaristía, y se ha alegrado muchísimo de que se pueda celebrar la eucaristía en la Sagrada Familia", agregó.

Además de Omella este miércoles fueron creados cardenales el obispo auxiliar de San Salvador, Gregorio Rosa Chávez; el arzobispo de Bamako, en Mali, Jean Zerbo; el obispo de Estocolmo, Anders Arborelius, y el vicario apostólico de Pakse, en Laos, Louis-Marie Ling Mangkhanekhoun.

Los cinco se convierten en miembros del Colegio Cardenalicio de la Iglesia Católica, que quedará formado por 121 electores, con derecho a votar a un nuevo pontífice en un futuro cónclave, y por 104 no electores, que no podrán participar por tener más de 80 años.

Etiquetas
Comentarios