Despliega el menú
Nacional

Las temperaturas ceden el domingo con una borrasca que hará bajar las máximas 10 grados

La borrasca, de origen atlántico, dejará mucha inestabilidad, precipitaciones y valores más agradables.

Imagen del Meteosat.
Imagen del Meteosat.
Meteosat

El sofocante calor de los últimos días comienza a ceder con la llegada, a partir del domingo, de una borrasca que propiciará tormentas y un brusco descenso de las temperaturas, entre 10 y 12 grados, en numerosas zonas de España.

La borrasca, de origen atlántico, dejará mucha inestabilidad, precipitaciones y valores más agradables, ha avanzado Ana Casals, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), quien ha pronosticado que las temperaturas irán recuperando, poco a poco, los valores habituales para esta época del año en la península.

En Madrid, el descenso de las máximas será progresivo durante los próximos días pasando de los 36 grados de es a los 27 grados del próximo miércoles, mientras que en Sevilla el termómetro bajará de los 38 grados de este viernes a los 31 grados también del próximo miércoles.

En provincias de Castilla y León, el descenso será, en general, más acusado, y así, en Burgos, las máximas se precipitarán 14 grados, desde los 34 que se prevén para este viernes a los 20 grados de mediados de la próximas semana.

Otras ciudades como Toledo y Guadalajara pasarán de los 38/36 grados previstos para este viernes a los 28/26 grados del miércoles, y en Galicia, Ourense bajará de los 31 a los 25 grados.

Sin embargo, y pese a la previsión de este descenso térmico, el sábado será aún una jornada muy calurosa debido a que la borrasca que se aproxima a la península fomenta la formación de una masa de aire subtropical cálido que afectará a amplias áreas, sobre todo de Andalucía y de Castilla La-Mancha.

Ante esta situación, la Agencia de Meteorología mantiene activada para este sábado la alerta naranja (riesgo importante) en las provincias de Córdoba, Granada, Jaén, Sevilla y Albacete por valores que oscilarán entre 39 y 41 grados.

Asimismo, ese día, en las comunidades de Aragón, islas Canarias, Cataluña, Madrid, Murcia, Comunidad Valenciana, Extremadura, Castilla La-Mancha y en las Baleares se mantiene el aviso amarillo (riesgo) por temperaturas máximas que oscilarán entre los 36 y 39 grados.

Las noches continuarán calurosas y en ciudades como Huelva la mínima subirá hasta los 25 grados, seguida de Valencia, Sevilla, Girona, Cádiz y Barcelona con 24 grados, mientras que en Castellón y Madrid se alcanzarán 23 grados; la más fresca la pasarán en Burgos y Lugo con 13 grados.

A partir del domingo, y ya sin avisos meteorológicos por episodios de calor intenso, el descenso se empezará a notar por la tarde en zonas del noroeste peninsular, Castilla-La Mancha, Extremadura, Madrid y en las sierras del sureste.

Con el comienzo de la semana, y hasta casi el final de la misma, la borrasca acentuará esa inestabilidad y será la protagonista, sobre todo en la mitad norte, con lluvias acompañadas de tormentas en zonas de montaña, que serán localmente fuertes en el Cantábrico, alto Ebro, los Pirineos, Galicia y provincias del interior peninsular.

En las islas Canarias se prevé cielo nuboso en el norte de las islas, con posibilidad de lluvias débiles en las de mayor relieve y poco nuboso en el sur. Máximas en general sin grandes cambios, aunque ligeramente por encima de la media para estas fechas.

La portavoz de la Agencia de Meteorología ha apuntado que los valores tan altos alcanzados en la península y los archipiélagos durante los últimos días ha aumentado el índice de radiación ultravioleta.

En la isla de Tenerife el índice llegará este viernes a 11, riesgo "extremadamente alto", mientras que en Madrid, Cáceres, Badajoz, Huelva, Cádiz, Granada y Ciudad Real el riesgo es "muy alto", lo que indica que la exposición a los rayos de sol, sin protección, pueda resultar perjudiciales para la piel y la salud.

Etiquetas
Comentarios