Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

Varias asociaciones aragonesas mostrarán en Pamplona su rechazo a recrecimiento de Yesa

Se unirán a la manifestación convocada para el sábado, 27 de mayo, en la capital navarra cuyo lema es 'Yesa no puede esperar'.

Estado de las obras del recrecimiento de Yesa, el pasado mes de julio.
La nueva presa de Yesa supera los 60 metros de altura tras una inversión de 150 millones
Envuelo

Los representantes de la Asociación Río Aragón Víctor Iguácel y Toño Arteaga, junto a otras siete entidades y partidos políticos, han mostrado este miércoles su respaldo a la manifestación que se celebrará el próximo sábado, 27 de mayo, en Pamplona en contra del recrecimiento del pantano de Yesa.

Con el lema 'Yesa no puede esperar' y con la demanda de paralización y la petición de un informe internacional se celebrará esta manifestación en contra de un embalse que se encuentra en territorio de Navarra y de Aragón.

Arteaga ha recordado que la construcción tiene en Navarra un kilómetro, donde se encuentra la presa, y catorce kilómetros aproximadamente en Aragón, y que sería la que volvería a verse más afectada por la inundación de tierras con el recrecimiento.

También ha explicado que los principales impulsores de este recrecimiento han pasado por la cárcel, por otros motivos, como el expresidente de la CHE Antonio Aragón y el ex ministro de Medio Ambiente Jaume Matas, que "puso la primera piedra", mientras que el que "lo aprobó, Carlos Escartín (exdirector general de Obras Hidráulicas del ministerio), a los tres meses entró a trabajar en la constructora ACS".

Desde Asociación Río Aragón afirman que este recrecimiento comenzó con un presupuesto de unos 113 millones de euros y "ya se ha multiplicado por 4 y podría llegar a multiplicarse por 5".

También han reconocido que en Aragón se ve como un problema algo más lejano y que en Navarra "con el cambio de Gobierno y con más sensibilidad se ve más cerca", además de que hay poblaciones como Sangüesa (Navarra) que están a los pies de la presa.

Tanto Iguácel como Arteaga han denunciado que en estos momentos el problema de seguridad está en primera línea y los últimos informes que se han realizado afirman que el deslizamiento de la montaña no se va a parar y nadie ha ofrecido la solución óptima pero "todos coinciden" en que a mayor cota y con más nivel de agua hay más riesgo.

También han expresado su satisfacción aunque no entienden que el presidente de Aragón, Javier Lambán, dijera el pasado viernes que si tuviera "la mínima duda sobre la seguridad de Yesa" no apoyaría el recrecimiento porque si la obra sigue adelante será en base a "unos datos de estabilidad de las laderas que se han demostrado erróneos, que en 30 años ha registrado varios deslizamientos".

En este sentido, han recordado que esos deslizamientos provocaron el desalojo de 103 viviendas, por los que se han abonado unos 25 millones de euros, y que "mantiene activado el nivel de emergencia desde hace más de 4 años".

Por ello, han pedido al presidente aragonés que se sume a las opciones políticas que apuestan por la paralización de las obras del recrecimiento hasta que no se garantice su seguridad, así como "la elaboración de un informe por parte de técnicos independientes de reputación internacional que dé una salida digna al desastre en el que se ha convertido Yesa, tal y como ha solicitado al Ministerio de Medio Ambiente el Gobierno de Navarra el pasado mes de abril".

Desde Aragón, han explicado que no está previsto poner autobuses y los desplazamientos a la capital navarra los realizarán los asistentes en coches particulares, tanto desde Zaragoza como desde la zona de la Jacetania.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión