Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

Los sanchistas amenazan con listas alternativas si no son mayoría para el congreso federal de junio

Exigen que el número de delegados por provincia corresponda al porcentaje de voto obtenido en primarias. Reclaman que en Aragón se llegue al mismo acuerdo que han suscrito en Asturias con Javier Fernández.

Reunión de partidarios de Sánchez del PSOE-Huesca, para tratar del congreso federal.
Reunión de partidarios de Sánchez del PSOE-Huesca, para tratar del congreso federal.
Verónica Lacasa

Los resultados de las primarias para la secretaría general del PSOE celebradas el pasado domingo han modificado sustancialmente la situación orgánica del partido en Aragón. Una vez consumada la sorpresa con la victoria de Pedro Sánchez en el conjunto de la Comunidad Autónoma, especialmente en Zaragoza capital, sus partidarios reclaman ahora la mayoría de la delegación aragonesa (34 miembros) que irá al 39º Congreso Federal, que tendrá lugar del 17 al 19 de junio en Madrid.

En este sentido, exigen al secretario general del PSOE-Aragón y presidente de la DGA, Javier Lambán, que imite a su homólogo asturiano y presidente de la gestora del partido, Javier Fernández, que suscribió ayer un pacto en su federación, aunque al ser uniprovincial presenta diferencias.

Si no hay acuerdo, los sanchistas presentarán listas alternativas en las tres provincias y darán la batalla en las agrupaciones locales (primer paso para elegir los delegados al congreso federal). De momento no hay respuesta por parte de las direcciones del partido, pero nadie descarta un acercamiento para rebajar el tono de la confrontación y la gravedad de la fractura interna.

En Aragón son 34 representantes (1 por cada 180 afiliados), de los que se eligen 29 en Zaragoza, 9 en Huesca y 6 en Teruel en sus respectivos congresos provinciales del próximo sábado. Es decir, su forma de elección no es directa, ya que depende de los miembros de cada cónclave provincial, que a su vez son elegidos en las agrupaciones locales (1 por cada 10 militantes en los pueblos y por cada 50 en Zaragoza capital). Si hay dos listas, el que logra mayoría tiene asegurada la mitad más uno de los delegados, tanto al provincial como al federal, y la otra lista debe lograr al menos un 20% para tener representación.

Al congreso provincial de Zaragoza van 290 representantes que votan a los 29 que acudirán al federal. Al de Huesca, 140 para designar a 9, y al de Teruel, 128 para decidir sus 6 miembros al comité federal. Este sistema, a juicio de los críticos, favorece a los órganos de dirección frente al voto directo de las primarias.

Ese es el motivo por el que los partidarios de Sánchez reclaman un pacto en las tres provincias en base al porcentaje de votos logrados el domingo. Eso supondría la mayoría en Zaragoza, donde lograron el 47,8% frente al 43,8% de Díaz, y en Teruel, con el 54,1% frente al 30,5% de sus rivales. En Huesca ganaron los susanistas con el 51,91% frente al 34,46%.

La incógnita es qué pasa con los votos de Patxi López, que en función de cómo se posicionen en las agrupaciones locales podrían cambiar las mayorías y minorías. Eso es porque ese sector no se posiciona igual en Zaragoza que en Huesca o en Teruel. Aunque a estas alturas todos eluden hacer pronósticos, incluso los sanchistas, muy fortalecidos tras las primarias, sobre todo en Zaragoza capital donde tuvieron 895 votos, mientras que los susanistas, 570 y los de López, 135.

Desde mañana y hasta el viernes serán las asambleas en las agrupaciones y el sábado, los congresos provinciales. Así que apenas hay dos días para que de los contactos se alcance un acuerdo, que está complicado.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión