Despliega el menú
Nacional

La primera mujer ministra de Defensa y embarazada

Su imagen pasando revista a las tropas en Afganistán la convirtió en un símbolo de las políticas de igualdad del Gobierno de Zapatero.

Chacón pasando revista a las tropas junto al exministro Alonso, también recientemente fallecido.
Muere Carme Chacón
Efe

"Capitán, mande firmes. Digan conmigo: Viva España y Viva el Rey", fue la primera orden que dio Carme Chacón nada más tomar posesión de la cartera de Defensa el 14 de abril de 2008. Fue la primera mujer en acceder al cargo en la historia de España y además lo hizo embarazada de siete meses.

Su imagen pasando revista a las tropas en Afganistán, tan solo una semana después de la toma de posesión, dio la vuelta al mundo y la convirtió en un símbolo de las políticas de igualdad del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

En su discurso de toma de posesión, Chacón aseguró que el hecho de que una mujer se pusiera al frente de Defensa era prueba de la "integración e identificación" entre la sociedad y las Fuerzas Armadas y se comprometió a tener un Ejército "bien preparado para cumplir su función constitucional".

Se rodeó para ello de una cúpula militar progresista, y situó al frente, como Jefe de Estado Mayor de la Defensa, a Julio Rodríguez, que acabó formando parte de la candidatura de Podemos en 2015.

En sus tres años al frente de Defensa, Afganistán fue el país que visitó en más ocasiones, entre 15 y 20 veces, ya fuera para dar ánimos a las tropas o para recoger a militares fallecidos en atentados, ya que fue un periodo especialmente luctuoso.

Su primera visita, el 20 de abril de 2008, fue fugaz. Pasó revista a las tropas y recorrió las principales instalaciones de la base de Herat. Siete meses después tuvo que regresar, para recoger a dos soldados fallecidos en un atentado suicida.

Antes de cumplir un año en el cargo, había visitado todas las misiones españolas en el extranjero: Chad, Líbano, Balcanes, Kosovo.

Una de las decisiones más importantes de su mandato fue la retirada de la misión española en Kosovo después de diez años. Lo anunció en marzo de 2009 durante su primera visita a las tropas destacadas en esta ex provincia serbia, cuya independencia había sido reconocida por más de 50 países pero no por España.

También tuvo que afrontar el problema de la piratería y los secuestros en el Indico, con casos sonados como el del atunero vasco Alakrana que reactivaron el debate sobre la seguridad de los pescadores españoles que trabajaban en la zona.

Otros acontecimientos de su gestión fueron el cierre de las misiones en Chad y Bosnia. También ordenó la destrucción de las bombas de racimo y comenzó a aplicar la Ley de Carrera Militar.

Etiquetas
Comentarios