Despliega el menú
Nacional

Los más de cien comensales que se fueron sin pagar de un bautizo podrían ser reincidentes

El Rincón de Pepín, en Ponferrada, denunció unos hechos similares tras la celebración de una boda.

Los más de cien comensales que abandonaron sin pagar este lunes el restaurante leonés donde celebraban un bautizo podrían ser reincidentes. Y es que además del 'sinpa' de Bembibre, la propietaria del restaurante ponferradino El Rincón de Pepín, Laura Arias, también ha reconocido que en su establecimiento se produjo un incidente similar en febrero.

En este caso, y según informa Bembibre Digital, 200 invitados a una boda de una pareja procedente de Europa del Este se marcharon del restaurante sin abonar la cuenta aprovechando el trajín de los empleados y dejando tras de sí un perjuicio económico que podría ascender hasta los 10.000 euros. Antes de que desaparecieran, los trabajadores anotaron las matrículas de varios de sus coches, que constan en la denuncia.

Etiquetas
Comentarios