Despliega el menú
Nacional

Las tres personas halladas muertas en las últimas horas en Madrid se suicidaron

Los indicios que apuntan al suicidio tendrán que ser confirmados por las respectivas autopsias.

Las tres personas desaparecidas halladas en las últimas horas en tres zonas distintas de la Comunidad de Madrid --Fuenlabrada, Móstoles y Moratalaz-- se suicidaron, según los primeros indicios recogidos por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, que tendrán que ser confirmados por las respectivas autopsias, han informado fuentes policiales.

La Guardia Civil localizó este domingo por la tarde en un descampado de Collado Villalba el cadáver de Álvaro Cuesta Román, un joven de 23 años de dicho municipio que estaba desaparecido desde el pasado 17 de febrero.

El joven era conocido por sus amigos como 'Gento' y el día que se le perdió la pista salió de su casa con las llaves, pero sin identificación, ni abono transporte, ni dinero. La familia solicitó ayuda para localizarlo y estaban preocupados porque "no se encontraba bien psicológicamente".

Por otro lado, también el domingo fue encontrado el cuerpo sin vida de Paloma Rodríguez Barrios, la mujer que desapareció el pasado jueves cuando salía de su casa de Moratalaz. Fue hallada con signos de degüello en el descampado Arroyo Fontañón de Moratalaz. A su alrededor había varios cuchillos. La Policía sigue investigando, pero la hipótesis más probable es que sea un autolítico.

La fallecida era una voluntaria del comedor social Santa Micaela de Tetuán y su familia denunció la desaparición hace cuatro días. Según indicósu hijo, la mujer salió de casa hacia las 17.30 y no volvió esa noche.

Asimismo, este lunes ha sido localizado el cuerpo sin vida de María Dolores Arriscado, la vecina de Móstoles desaparecida el pasado día 6 de febrero. Estaba dentro un pozo en un descampado de Fuenlabrada, en su límite con el municipio mostoleño.

Según las mismas fuentes, un viandante localizó por la zona una cartera con la documentación de la mujer. Inmediatamente, avisó a Policía, que habilitó un dispositivo hasta que, finalmente, se localizó el cuerpo en las inmediaciones.

La mujer, de 59 años y residente en Camino de Leganés, había desaparecido el pasado día 6 entre las 11 y las 14. Todo apunta a que se quitó la vida por causas que se desconocen, algo que tendrá que confirmar la autopsia.

Etiquetas
Comentarios