Despliega el menú
Nacional

Margallo cree que la comunidad internacional "no está a la altura" de lo que ocurre en Alepo

El ministro de Asuntos Exteriores ha lamentado que haya 275.000 personas sin poder salir de la ciudad.

Margallo, en una imagen de archivo.
Margallo, en una imagen de archivo.

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación en funciones, José Manuel García Margallo, considera que la comunidad internacional "no está a la altura" de lo que está ocurriendo en la ciudad siria de Alepo. "Lo que está ocurriendo en Alepo es probablemente una de las mayores tragedias que se han producido en el mundo después de la II Guerra Mundial", ha advertido.

Margallo se ha pronunciado en estos términos en declaraciones a los medios de comunicación tras presenciar el discurso del presidente de la Generalitat, Ximo Puig, con motivo del 9 de octubre, Día de la Comunidad Valenciana, al ser preguntado por el veto ruso en la ONU al fin de los bombardeos sobre Alepo (Siria).

Al respecto, el ministro ha lamentado que en Alepo están atrapadas 275.000 personas, 100.000 niñas; se han destruido siete clínicas; dos hospitales; se atentó contra un convoy de ayuda humanitaria en Naciones Unidas, que no ha podido llevar lo que necesita una población que realmente se está muriendo, etc".

Ha recordado que España "ha cumplido con su responsabilidad" puesto que patrocinó con Francia una propuesta de resolución que consiguió el respaldo de 40 países, entre ellos todos los estados miembros de la Unión Europea.

La propuesta, ha explicado, era "muy sencilla": cese de hostilidades y que los aviones estuvieran en tierra para que no hubiese lugar a confusiones; acceso de la ayuda humanitaria determinada por Naciones Unidas, no por las partes; y diálogo político que acompañase a ese cese.

Pero "por desgracia" -ha continuado- Rusia y Venezuela "lo han vetado". La propuesta que por su parte planteó Rusia, ha dicho, también "fue derrotada" porque no cumplía la principal condición: que los aviones estuvieran en tierra para que no hubiera posibilidad ninguna de seguir bombardeando instalaciones médicas, a la población civil, a mujeres y a niños indefensos".

Ante esta situación, ha señalado que tendrá que preguntarse "toda" la comunidad internacional "qué es lo que hemos hecho para estar a la altura de nuestra responsablidad y evitar una tragedia humana de unas magnitudes sin precedentes desde hacía muchísimo tiempo".

Etiquetas
Comentarios