Despliega el menú
Nacional

Villarejo niega toda implicación en la grabación ilegal sobre el pequeño Nicolás

El comisario del Cuerpo Nacional de Policía ha declarado ante el titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Madrid, Arturo Zamarriego.

El comisario José Villarejo ha negado estar detrás de la grabación ilegal de una reunión entre policías y agentes del CNI sobre Francisco Nicolás Gómez Iglesias porque ni formó parte de la investigación al pequeño Nicolás ni tuvo constancia que se produjera ese encuentro entre policías.

Villarejo ha declarado durante unas dos horas ante el titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Madrid, Arturo Zamarriego, que le citó como investigado por un presunto delito de revelación de secretos a raíz de su supuesta participación en la grabación ilegal entre agentes del CNI y Asuntos Internos sobre Gómez Iglesias.

"No ha tenido jamás por su condición de comisario de estos hechos, que se entera por los medios de comunicación. Que el caso Nicolás no es de su materia", señala Villarejo en la declaración textual recogida por los funcionarios del juzgado.

Fuentes jurídicas presentes en la declaración han indicado que Villarejo se ha desvinculado por completo de todo este asunto al defender que ni tiene nada que ver con la grabación ni es la fuente que filtra al periodista Carlos Mier la detención de Gómez Iglesias, al que ha dicho no conocer, pese a que en el domicilio de este último se hallaron anotaciones con su nombre.

Al respecto, ha dicho que esos documentos se los dio el empresario Javier de la Rosa a Gómez Iglesias creyendo que era un agente del CNI cuando ambos se reunieron.

Sobre la grabación ilegal, ha explicado que se enteró cuando el director adjunto operativo de la Policía (DAO), Eugenio Pino, se lo comunicó y que dicha grabación fue "objeto de chanza" entre los agentes que se mofaban del exjefe de Asuntos Internos, Marcelino Martín-Blas, presente en la reunión con los agentes del CNI, y al que ha llamado "torpe".

De hecho, en la declaración textual Villarejo afirma que es "grave y frívolo" grabar la reunión del CNI y que "ese tipo de cosas les gusta mucho a Rubén (inspector que firma los informes de Asuntos Internos sobre el pequeño Nicolás) y a Marcelino", que fue quien entregó al juez el informe de la comisión judicial de esta investigación, cuyo contenido Villarejo manifiesta que "es rotundamente falso".

Eso sí, ha reconocido la enemistad entre él y Martín-Blas a raíz de la implicación del hijo de Villarejo en la llamada Operación Emperador en 2012. Desde entonces, ha añadido, cualquier actividad en manos de Martín-Blas trataba de incriminarle, por lo que ha atribuido su imputación en esta causa a la "agria relación" con él.

De hecho, en su declaración textual menciona que "alguien intencionadamente le ha querido meter en este sumario y a partir de ahí intenta descubrir la patraña respecto a su persona".

Ahora bien, ha acusado a Martín-Blas de mentir cuando este señaló en sede judicial que solo le ha visto unas cuentas veces, ya que mantuvieron una relación estrecha hasta la Operación Emperador.

Según las fuentes, se ha referido al trabajo intenso y estrecho que ambos desarrollaron durante lo que ha denominado como "Operación Cataluña" en 2012. Estuvieron comiendo, cenando y viajando durante meses, han señalado las fuentes, hasta que su relación se torció meses después con la Operación Emperador.

No obstante, la declaración textual no alude a la 'Operación Cataluña' y se limita a decir lo siguiente: "Dice que en el 2012 viajaron juntos y fue intensa (su relación con Martín-Blas) hasta que el declarante le haga ver que está investigando un tema a espaldas del magistrado, que surgieron tensiones a partir de ahí y le dijo que iba a meter a su hijo en sumario del caso Emperador".

La mala relación ha quedado patente en su declaración ante el juez por el tono empleado cuando hablaba de Martín-Blas, a cuya gente ha definido como "una banda de delincuentes". Ante los insultos vertidos, el magistrado le ha recriminado que dejara de hacerlo, y desde ese momento ha comenzado a hablar de "Don Marcelino" de manera sarcástica.

Etiquetas
Comentarios