Despliega el menú
Nacional

Montoro dice que los Presupuestos son un elemento de seguridad ante las dudas

Las reformas han permitido que España sea ahora una de las economía que estabiliza la zona euro.

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha defendido el proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado del año que viene al asegurar que es un elemento de "seguridad y fiabilidad" ante las dudas que genera la recuperación económica, ahora centradas en las grandes economías asiáticas y en la calidad de la recuperación de grandes países desarrollados.

"Estos problemas siempre van a existir", ha dicho Montoro durante el debate de los vetos a la totalidad del Presupuesto en el Pleno del Senado, donde ha explicado que "el discurrir de un país como España" inserto en una economía global siempre se va a enfrentar a cuestiones que suscitan dudas.

Según el ministro, con estas cuentas el Gobierno responde a parte de esas incertidumbres "de una forma eficaz", igual que hizo en el año 2015 cuando la recuperación europea también generaba dudas y el Ejecutivo planteó un Presupuesto para que España creciera un 3,3% en el conjunto del año y mantuviera una cifra similar en 2016.

A su juicio, las Presupuestos vienen a dar "seguridad y confianza", dos elementos fundamentales para cualquier país y "absolutamente básicos" para uno tan endeudado como España. Además, son "el reflejo" de la nueva situación económica "diametralmente opuesta" a la que se encontró el Gobierno en el año 2011. "¡Cuánto han cambiado las cosas!", ha resaltado el ministro.

Las cuentas, tal y como ha dicho, son también la culminación de una política presupuestaria que ha permitido hacer frente a la peor crisis que ha vivido España en su historia reciente, y vuelven a demostrar que el papel del Estado es "esencial" cuando se trata de promover una recuperación económica y una salida de la crisis.

"Son la expresión de una política presupuestaria que lanza un mensaje cargado de realismo a una sociedad deprimida y desesperanzada a la que el Gobierno anterior había abandonado a la deriva", ha subrayado el titular de la cartera de Hacienda, tras recordar que el anterior Ejecutivo optó por adelantar las elecciones para no hacer el Presupuesto de 2012. "Todo lo contrario de lo que está haciendo el actual Gobierno, que está ejerciendo su responsabilidad hasta el último minuto de la legislatura", ha añadido.

Según Montoro, se trata de unas cuentas que culminan cuatro años de políticas y que intentan dar respuesta a la confianza de los más de 11 millones de españoles que dieron su confianza al Partido Popular en las urnas en las últimas elecciones para sacar al país de la crisis.España se ha quitado lastres y complejos

Estas políticas, según Montoro, han permitido a España quitarse de encima "lastres y complejos" para ponerse en pie, han puesto fin a la recesión, han eliminado la amenaza del rescate financiero y han hecho que en España se hable de cuánto se va a crecer, cuánto empleo se va a crear, cómo se va a consolidar el estado de bienestar, cómo se van a reforzar las pensiones y qué inversión pública se va a realizar.

Y esto, tal y como ha explicado, ha sido posible gracias a las reformas que han abarcado diferentes ámbitos y han hecho que se haya abierto la financiación de la economía, que los bancos den crédito en condiciones accesibles y que se hayan actualizado las relaciones laborales, entre otras cosas. "Reformas difíciles", ha admitido Montoro, tras asegurar, sin embargo, que hoy se puede decir que "han valido la pena".

A su parecer, el resultado de las reformas se ve en que España lidera el crecimiento de la UE y la zona euro, duplica el crecimiento de la principal economía de la zona euro y multiplica por cinco o seis el de algunos socios europeos. Según Montoro, España es una de las economías más pujantes en estos momentos y está estabilizando la zona euro. "Ha pasado de ser el enfermo de Europa a ser uno de sus motores", ha dicho.Un crecimiento mejor

Además, ha defendido el tipo de crecimiento que se está generando por ser generador de empleo, sin inflación y compatible con un saldo positivo en la balanza por cuenta corriente. Los Presupuestos, tal y como ha dicho, son "la garantía" de que se mantendrá la misma senda de crecimiento en el año 2016.

Llegado a este punto el ministro ha defendido las principales líneas de unas cuentas "eminentemente sociales" que devuelven parte del esfuerzo hecho a los funcionarios, hacen un esfuerzo en pensiones, conllevan una recuperación "moderada" de la inversión pública y suponen una mejora de los ingresos a pesar de la rebaja fiscal. Una rebaja fiscal que el Gobierno podrá reforzar en el futuro porque realimenta la actividad.

Además, Montoro ha asegurado que las cuentas programan una reducción del déficit que permite dejar el saldo por debajo del 3% en el 2016, lo que implica salir del procedimiento de déficit excesivo y entrar en un nuevo ámbito con más capacidad de dirigir sus propios Presupuestos y tener sus propias opciones políticas sin estar bajo el "brazo rectificador" de los órganos de control europeos.

En este sentido, el ministro ha insistido en la importancia de seguir reduciendo el déficit y la deuda para dar "seguridad y confianza" a inversores y acreedores. De hecho, ha asegurado que las opciones políticas que hablan de auditar o no pagar la deuda "se equivocan" al sembrar dudas en asuntos "tan esenciales" como éste.Años de prosperidad

En cualquier caso, Montoro ha reconocido que la legislativa ha sido casi "frenética" en actividad legislativa ante la tarea que había por delante, aunque se ha mostrado convencido de que se ha avanzado mucho y que, aunque queda camino por delante, el año 2016 y los ejercicios posteriores serán años de recompensa para la sociedad, de devolución de esfuerzos, de prosperidad y de creación de empleo.

"Hoy los españoles pueden afrontar el futuro con un optimismo que no podíamos tener cando ganamos ultimas elecciones", ha señalado, tras resaltar el valor de la estabilidad política para poder hacer todo lo que se ha hecho estos años. En concreto, Montoro ha agradecido la labor del Grupo Parlamentario Popular en el Senado y de algunos socios del gobierno, como UPN. La estabilidad política, fundamental

Según el ministro, la estabilidad ha sido "fundamental" y sin ella Espala no estaría saliendo de la crisis, igual que tampoco lo estaría si no hubiera contado con un presidente de Gobierno con las ideas "tan claras". Según Montoro, todos los partidos que han apoyado esa estabilidad hoy pueden estar convencidos de que hicieron lo que tenían que hacer por el interés general de los españoles, a pesar de los desgastes políticos y personales.

"Pero lo hecho no basta. Hay que continuar con estas políticas que han demostrado ser eficaces", ha reclamado el ministro, para quien no se puede "desfallecer" si se puede ofrecer a los españoles una nueva etapa de optimismo. Además, según Montoro, el actual Gobierno está en condiciones de hacerlo frente a las políticas llenas de confusión y los planteamientos fáciles que hacen algunos.

Etiquetas
Comentarios