Nacional
Suscríbete

​Adiós a las lluvias, vuelve el calor como protagonista de los próximos días

El descenso térmico ha traído consigo una bajada de los niveles de riesgo de incendios.

El frente frío que cruza la Península dejará un fin de semana inestable y con tormentas, ya de menor intensidad, aunque a partir de la próxima semana las temperaturas iniciarán un ascenso progresivo hasta alcanzar los 40 grados en amplias zonas de España.

Después de unos días más frescos, la semana entrante dejará temperaturas superiores a las normales, especialmente en el sur y suroeste de la Península, donde los termómetros volverán a marcar máximas muy altas, ha avanzado a EFE, Antonio Mestre, Portavoz de la Agencia de Estatal de Meteorología (Aemet).

Sin embargo -ha añadido Mestre- es probable, que debido al calentamiento de la atmósfera, se genera alguna lluvia, de carácter débil, en el norte peninsular y en áreas montañosas del tercio este siendo más intensas y frecuentes al comienzo y al final de la próxima semana.

Todavía sigue la inestabilidad con tormentas fuertes en el nordeste de la Península, especialmente en Navarra, La Rioja y Aragón aunque también se esperan lluvias, de menor intensidad y duración, en puntos del centro e interior de España.

En Madrid es probable que llueva en zonas de la sierra aunque también podrían extenderse a la capital, ha señalado el portavoz de la Aemet .

La Agencia de Meteorología mantiene activada la alerta naranja (riesgo importante) por lluvias o tormentas que dejarán entre 30/40 litros por metro cuadrado en una hora en Huesca, Teruel, Zaragoza, Navarra y Castellón.

En Cantabria, Castilla La-Mancha, Castilla y León, Cataluña, La Rioja, País Vasco, Asturias y Murcia hay alerta amarilla por lluvias con una precipitación acumulada que oscilará entre 15/25 litros por metro cuadrado en una hora.

El sábado continuarán los chubascos y las tormentas pero solamente en el área mediterránea, incluyendo probablemente a las Islas Baleares y con tendencia a disminuir en intensidad y extensión; sólo Cataluña y las provincias de Huesca, Cuenca, Castellón y Valencia tiene activada la alerta amarilla por lluvias o tormentas.

Mestre ha explicado que la atmósfera tiende a una estabilización que se hará general el domingo cuando ya el tiempo se presente más estable en todo el país.

En cuanto a las temperaturas, el meteorólogo ha señalado que el jueves las temperaturas descendieron en prácticamente toda España unos tres grados y el viernes han seguido bajando un par de grados más.

"No son temperaturas muy frescas, pero tampoco tan altas como las de los últimos días".

Por capitales de provincia, la máxima se alcanzará el viernes en Córdoba y Jaén donde los termómetros marcarán 36 grados seguida de Sevilla con 35 grados, Ciudad Real y Murcia con 34 grados, Madrid y Badajoz con 32 grados y Alicante, Cáceres, Huelva con 30 grados.

La máxima más baja la ostenta Bilbao con 20 grados y A Coruña, San Sebastián, Pamplona y Soria con 22 grados.

Por la noche, la mínima bajará hasta los 12 grados en Vitoria y en Pamplona.

El sábado las diurnas subirán en el oeste peninsular y bajarán en el este y en las Islas Canarias mientras que los valores nocturnos seguirán en descenso en casi todo el interior de la Península.

Córdoba, Granada y Jaén seguirán con 35/36 grados y en Albacete, Almería, Guadalajara, Huelva, Madrid, Murcia y Orense la máxima estará entre 30/32 grados; Burgos y Vitoria serán las capitales más fría con sólo 21 grados.

La mínima corresponderá a las provincias de Burgos, León y Palencia con 11 grados.

Este descenso térmico trae consigo una bajada de los niveles de riesgo de incendios previsto para el viernes en la Península que es bajo en amplias áreas de Galicia, Castilla y León, Asturias, Cantabria, País Vasco, Aragón, Cataluña, Castilla y León, Castilla La-Mancha y en la sierra de Madrid entre otros.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión