Despliega el menú
Nacional

Celia Villalobos se esconde entre críticas y alguna defensa

La vicepresidenta evita a la prensa después de aparecer en un vídeo jugando con el iPad.

Celia Villalobos, en la sesión de este miércoles
Celia Villalobos se esconde entre críticas y alguna defensa
Efe/Zipi

Nada hacía pensar que la vicepresidenta del Congreso de los Diputados, Celia Villalobos, se fuera a convertir en la protagonista de excepción del debate sobre el estado de la Nación, el último de la legislatura y el primero de Pedro Sánchez como líder de la oposición. Un vídeo pilló el pasado martes a Villalobos in fraganti jugando con el iPad mientras presidía el Congreso de los Diputados (se había ausentado un momento el presidente, Jesús Posada) y en plena oratoria del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. 

Las imágenes en las que daba la impresión de que Villalobos jugaba al Candy Crush con la tableta, captadas por el periodista Antonio Maestre de 'La Marea', se convirtieron con rapidez en trending topic en las redes sociales.

?Villalobos, que el martes negó haber utilizado su tableta para jugar aunque admitió que había estado leyendo el periódico, ha evitado este jueves a la prensa que la esperaba al final de la sesión en el pasillo del Congreso. Las imágenes en las que parecía estar jugando le han valido las críticas de la oposición, aunque el presidente del Congreso, Jesús Posada, ha dicho que no tenía por qué pedirle explicaciones.  Eso sí, admite que, cuando se está presidiendo, conviene "no hacer otra cosa".

Villalobos ha alegado que en el momento del vídeo difundido por 'La Marea' estaba leyendo el periódico en su tableta, pero Posada ha dicho desconocer esa versión. "No creo que ella lo haya negado ¿Ha dicho ella eso?", ha llegado a preguntar, antes de agregar que "los detalles" sobre este suceso deberá responderlos ella. Eso sí, ha renglón seguido ha vuelto a respaldarla: "Es mi vicepresidenta y la he dejado presidiendo ahora".

Posada ha admitido que antes de ser nombrado presidente del Congreso leía el periódico en su escaño de diputado pero que al llegar a la Presidencia decidió dejar de hacerlo porque "hay que estar muy pendiente" cuando se preside la sesión, no tanto de lo que dice el orador de turno, que también, sino de cómo lo perciben los grupos. "No conviene hacer otra cosa", ha remachado, tras confesar que no maneja "aparatos" como la tableta.

Sin embargo, no opina lo mismo la vicepresidenta tercera de la Mesa del Congreso, la diputada del PP Dolors Montserrat, quien ha justificado que Celia Villalobos estuviera jugando con su tableta mientras presidía el Debate sobre el estado de la Nación: "La gente puede hacer lo que quiera mientras esté escuchando", ha comentado en los pasillos de la Cámara."Hay personas que podemos hacer dos cosas a la vez, escuchar y estar en el pleno y hablar por teléfono, enviar mails y trabajar, que trabajamos mucho", ha reivindicado la parlamentaria.

Por su parte, el PP ha salido este miércoles en defensa de Celia Villalobos, que fue grabada utilizando su tableta cuando presidía la sesión plenaria en el Debate sobre el estado de la Nación. Según Pablo Casado, portavoz del Comité Electoral, la trayectoria de la exministra va "mucho más allá" de lo que haga con su 'iPad'.

El diputado del PP ha querido dejar claro que "todavía no está acreditado" que Villalobos estuviera realmente jugando al Candy Crush Saga en su tableta pues recuerda que ella ha alegado que estaba consultando la prensa en Internet.

Pero, en todo caso, ha subrayado que la "trayectoria de servicio público" de Villalobos, como alcaldesa de Málaga, ministra de Sanidad y ahora vicepresidenta del Congreso, "va mucho más allá" de lo ocurrido y "sería injusto", juzgarla por el uso que haga de su tableta.

También el portavoz económico del PP, Vicente Martínez Pujalte, ha querido restar trascendencia al incidente subrayando que Celia Villalobos hace "un trabajo mucho más que notable" como vicepresidenta del Congreso. "Como mínimo, tiene que pedir disculpas"

El portavoz del PSOE en el Congreso, Antonio Hernando, ha opinado que Celia Villalobos debería "como mínimo pedir disculpas" por su comportamiento "absolutamente injustificable" de estar jugando con su tableta ayer mientras dirigía el debate de la nación.

"No es de recibo que quien ocupaba en ese momento la tercera autoridad del Estado y dirigía el debate más importante de un parlamento estuviese jugando con su Ipad", ha criticado Hernando.

A su juicio, Villalobos debería reconocer lo que hizo y pedir disculpas, porque "negar la evidencia, cuando hay pruebas gráficas de ello, es lamentable". 

Más dura ha sido la socialista Carme Chacón, quien ha afirmado: "No quiero molestar a nadie pero reconozcan que ésto es de dimisión: Celia Villalobos pillada jugando al Candy Crush!".

"Dimitir no es un nombre ruso"

En la misma línea hubo manifestaciones en las redes sociales que pedían su renuncia: "Dimitir no es un nombre ruso", o recordaban que cobra más de 100.000 euros al año.

Etiquetas