Despliega el menú
Nacional

El juez Pedraz pregunta al fiscal si es competente para investigar al pequeño Nicolás

Sería competente en el caso de que se considerara que Gómez Iglesias ha cometido un delito contra las altas instituciones del Estado.

Francisco Nicolás
El juez Pedraz pregunta al fiscal si es competente para investigar al pequeño Nicolás
Efe

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz ha preguntado a la Fiscalía si cree que es competente para investigar la querella que le ha enviado un juzgado de Madrid presentada por el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) contra Francisco Nicolás Gómez Iglesias, el pequeño Nicolás.

Pedraz sería competente para llevar esta investigación en el caso de que se considerara que Gómez Iglesias ha cometido un delito contra las altas instituciones del Estado (tipo delictivo que lleva la Audiencia Nacional) al haberse atribuido el haber trabajado para el CNI.

El juez de Instrucción número 43 de Madrid, Diego de Egea, decidió enviar a la Audiencia Nacional la querella argumentando que el CNI es un alto organismo de la nación y que por ello la competencia corresponde a los juzgados centrales de instrucción de este tribunal.

Pedraz, titular del Juzgado Central de Instrucción número 1 de la Audiencia, recibió por reparto la causa del juzgado de Madrid y la devolvió a De Egea para que subsanara un trámite mal hecho, ya que el juez de Madrid le remitió los originales de la causa en lugar de una copia.

Según han informado fuentes jurídicas, De Egea ya ha enviado a Pedraz la copia, y este último ha remitido a su vez la documentación a la Fiscalía para que informe sobre si efectivamente el CNI se encuadra dentro de una alta institución del Estado y si se tendría que quedar así con la investigación o devolverla al juzgado de plaza de Castilla.

El CNI interpuso a través de la Abogacía del Estado esta querella contra Francisco Nicolás Gómez Iglesias por la supuesta comisión de un delito de injurias graves a los ejércitos, clases o cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado.

El juez de Instrucción número 43 de Madrid fundamentó el auto de inhibición que dictó el pasado 23 de diciembre en que los delitos cometidos contra los altos organismos de la nación son competencia exclusiva de la Audiencia Nacional, en virtud de lo dispuesto en los artículos 65 y 88 de la Ley Orgánica del Poder Judicial.

La Fiscalía se opuso a que se enviara la causa a la Audiencia Nacional, pero presentó el recurso fuera de plazo.

En el auto de inhibición, el juez explicó que debe tenerse en cuenta que el Código Penal incluye al Ejército y a las clases y cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado entre los organismos especialmente privilegiados, en orden a la protección frente a amenazas o injurias que atenten gravemente contra las instituciones del Estado en general.

Añade que la parte querellante afirma que los comportamientos que realiza Francisco Nicolás Gómez Iglesias "son graves" y agrega que "el juez ordinario predeterminado por la ley debe ser el que determine la calidad de la gravedad de los hechos, y no es otro que el Juzgado Central de Instrucción al que por reparto le corresponda".

La Abogacía del Estado presentó la querella tras las declaraciones en varios medios de comunicación de Francisco Nicolás Gómez Iglesias, en los que aseguró haber trabajado para los servicios de inteligencia españoles.

Francisco Nicolás Gómez, de 20 años, fue detenido a mediados de octubre pasado en Madrid acusado de hacerse pasar por miembro del Gobierno y usar documentación falsa, y fue puesto en libertad el 17 de ese mes.

Tras sus declaraciones, en las que aseguró haber trabajado para el CNI y otras instituciones y organismos del Estado, hubo una sucesión de desmentidos por parte del Centro Nacional de Inteligencia, el Gobierno, la casa real y la Comunidad de Madrid.

Francisco Nicolás Gómez Iglesias tiene otra causa abierta en el Juzgado de Instrucción número 2 de Madrid por delitos de estafa, falsedad y usurpación de funciones. El pasado 9 de enero, el pequeño Nicolás se negó a declarar ante este juez por segunda vez.

Etiquetas