Nacional

Unos 400 subsaharianos intentan la entrada en Melilla

Objetivo que no ha conseguido ninguno de ellos, a pesar de que cinco lograron encaramarse a la valla.

Unos 400 inmigrantes de origen subsahariano, divididos en cinco grupos, han intentado, a lo largo de toda la madrugada, acceder a Melilla, un objetivo que no ha conseguido ninguno de ellos, a pesar de que cinco lograron encaramarse a la valla.

Según ha informado la Delegación del Gobierno, Melilla ha vivido una nueva jornada de "intensa presión migratoria", que se suma a la registrada este lunes, cuando unos 800 subsaharianos trataron sin éxito aproximarse a la valla.

Los primeros grupos de inmigrantes fueron avistados por las cámaras térmicas del perímetro fronterizo sobre las 00.30, en dirección a la zona colindante con el puesto fronterizo de Beni Enzar.

Un primer grupo, formado por 30 personas, hizo de avanzadilla de otros tres más compuestos por cien inmigrantes cada uno.

El amplio despliegue de seguridad, tanto por parte de la Guardia Civil como de las fuerzas de seguridad marroquíes, impidió que ninguno de los grupos consiguiera acercarse al vallado.

En el lado español, participó en el dispositivo el helicóptero del instituto armado asignado a la vigilancia fronteriza, que fue "determinante" para localizar a los subsaharianos y coordinar el despliegue, que cuenta con el refuerzo de los módulos de la Agrupación de Reserva y Seguridad (ARS).

La presencia de agentes hizo que los grupos desistieran y retornaran a sus asentamientos en el Monte Gurugú, en Marruecos, sobre las 5.00 horas.

No obstante, dos horas más tarde, un quinto grupo, formado por 80 subsaharianos, intentó alcanzar la valla a la carrera, también por la zona próxima a Beni Enzar.

Cinco de ellos consiguieron llegar a la doble verja y encaramarse a ella, pero se bajaron de la misma ante el fuerte dispositivo policial, que les hizo "desistir".

Como consecuencia de esta última tentativa, fue necesario el "cierre transitorio" del principal puesto fronterizo de Melilla, según la Delegación, que volvió a la normalidad, una vez quedó "controlado" el intento de entrada.

En lo que va de año, se calcula que se han producido 19.000 tentativas individuales de acceder a Melilla a través de la valla, un objetivo que han conseguido algo más de 2.000 inmigrantes, la mayoría de ellos en la primera mitad de 2014.

Etiquetas