Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

Rajoy hace valer la economía y subraya que España es un proyecto de futuro

El presidente del Gobierno ha clausurado en Murcia la reunión Intermunicipal del PP.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha puesto este domingo en valor los resultados económicos de casi tres años al frente del Ejecutivo y ha subrayado que su partido, el PP, "no va a renunciar nunca a la nación española", un "proyecto de futuro" que defiende la libertad, la democracia y la ley a la que "todos están sometidos".

Rajoy ha clausurado en Murcia la reunión Intermunicipal del PP, en un discurso en el que no ha hablado de las elecciones municipales del año que viene ni de candidaturas, pero sí ha subrayado la gestión de los ayuntamientos sin la cual, ha dicho, no se podría decir a los españoles que el país está saliendo de la crisis.

Además, en el último día de una semana convulsa para el PP por asuntos como el de las tarjetas opacas -por el que Rodrigo Rato ha pedido la suspensión temporal de militancia- o la imputación del exsecretario general del partido Angel Acebes, en el caso Bárcenas, Rajoy ha pasado de puntillas por la cuestión de la corrupción política.

Ha admitido al respecto que han sucedido "algunas cosas" que no le hubiera gustado que pasasen y ha pedido que se deje trabajar a la Justicia, además de asegurar que su partido y el Gobierno están tomando "decisiones".

Y ha rechazado la idea de que la corrupción sea generalizada porque "algunas cosas", ha dicho, no representan a los 46 millones de españoles ni "al conjunto de España".

Un día más, Rajoy se ha referido a Cataluña y ha criticado el "acto mezquino" que comete el presidente de la Generalitat, Artur Mas, con los funcionarios catalanes pretendiendo involucrarles en la consulta alternativa del 9 de noviembre, cuando "no tienen por qué soportar una situación como ésta".

"No sé lo que se pretende hacer ahora, pero tengo la sensación de que se trata de un acto profundamente antidemocrático", ha dicho Rajoy sobre el proceso de participación que quiere celebrar Mas en lugar de la consulta soberanista que ha suspendido el Tribunal Constitucional.

Ha reiterado, asimismo, que mientras él sea presidente del Gobierno "se va a cumplir la ley".

Por otro lado, y casi al tiempo en que se conocían los resultados de los test de estrés del Banco Central Europeo (BCE), que ha superado en su conjunto la banca española, Rajoy ha señalado que dichos análisis han demostrado que el sistema financiero del país está "estupendamente", un requisito "capital" para que se refuerce la recuperación económica.

Todo en un discurso en el que Rajoy ha hecho una sola petición a los alcaldes y cargos locales del partido presentes en este cónclave: "hablad bien de España".

Ha subrayado que España será uno de los países que más crezca este año y el que viene entre las principales economías europeas, y ha señalado que ya se ha producido "el cambio" que prometió al llegar al Gobierno, porque cada trimestre crece el producto interior bruto y baja el desempleo.

"A ver quién es capaz de negar que España está a la cabeza" en crecimiento económico y creación de empleo, ha señalado el jefe del Ejecutivo, quien, no obstante, ha reiterado que "queda muchísimo por hacer" y ni él ni su Gobierno estarán satisfechos mientras haya personas que quieran trabajar y no puedan hacerlo.

Rajoy se ha referido a la "nación española" como una de las "señas de identidad" a las que el PP no piensa renunciar "nunca".

Se trata, ha dicho, de un "proyecto de futuro" que participa en "primera línea" en la construcción europea, que "está en el mundo" con su presencia, por ejemplo, en el Consejo de Seguridad de la ONU, que recibe cada año a sesenta millones de turistas o que tiene unas infraestructuras "como nadie".

Y de nuevo, en este contexto, ha subrayado el buen funcionamiento de los servicios sociales frente a las "mentiras" de la oposición sobre el sistema de bienestar.

Haciendo un cero con los dedos de la mano ha advertido de que eso es lo que gastan otras grandes economías en pensiones, y ha contrapuesto la universalidad y gratuidad de la sanidad española a otros países como Estados Unidos, al recordar que estos días se ha visto cómo en "algún lugar del mundo" cuando una persona caía enferma al entrar en el hospital "se le pedían 500.000 dólares".

Rajoy ha admitido que esta etapa "no ha sido la más fácil" para los responsables de los ayuntamientos, con la peor crisis económica vivida en tres generaciones.

Pero ha insistido en que "el cambio ha comenzado a producirse, y para bien, después de muchísimos años" y ha recordado algunas de las medidas que prepara el Gobierno para los municipios y que ayer adelantó el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.

Ha citado así la mejora de las condiciones de financiación de los ayuntamientos, ha citado el denominado "FLA social" para garantizar el pago de los servicios sociales que prestan y también se ha referido a la ampliación de supuestos en los que los ayuntamientos con superávit puedan invertir.

No se ha olvidado el presidente de subrayar en Murcia el progreso que ha registrado esta comunidad en los últimos años, y ha valorado de nuevo la gestión del expresidente Ramón Luis Valcárcel, así como la de su sucesor, Alberto Garre.

Etiquetas