Despliega el menú
Nacional

Una mujer suiza buscada por secuestrar a su hijo mata al bebé

La mujer, que estaba bajo custodia, tenía un cuchillo con el que cortó el cuello al bebé.

Imagen facilitada de la mujer y su bebé por la Policía
La madre degolló al bebé tras pedir bañarlo en la habitación del hospital de Torrevieja

Una mujer suiza que era buscada internacionalmente porque se había llevado a su bebé de diez meses ilegalmente de ese país fue localizada y detenida este miércoles en Torrevieja (Alicante) y trasladada a un hospital en el que mató a su hijo y trató de suicidarse.

Según han informado a Efe fuentes de la investigación, el suceso ocurrió este miércoles sobre las 23.00 en el Hospital Comarcal de Torrevieja, después de que la mujer fuera localizada y detenida en un centro comercial de esa localidad y trasladada junto al bebé al hospital, debido a que éste sufría una grave enfermedad.

Por causas que se investigan, la mujer, que estaba bajo custodia de la Guardia Civil, tenía un cuchillo con el que cortó el cuello al bebé y con el que se autolesionó, quedando en estado grave, han confirmado fuentes de la Guardia Civil, que han precisado que el caso está bajo secreto de sumario.

La mujer es Katharina Katit-Stäheli, de 40 años y nacionalidad suiza, a quien las autoridades españolas y suizas buscaban porque se había llevado ilegalmente a su hijo Dylan Katit, que se encontraba bajo tutela médica en el cantón de Zúrich.

A la mujer le habían quitado la custodia debido a los cuidados médicos que necesitaba el lactante, según informó este miércoles la Policía Nacional cuando solicitó la colaboración ciudadana para localizarles.

La Policía hizo esta petición después de que la Fiscalía de Zúrich-Limmat y la Policía Cantonal de Zúrich solicitaran la cooperación internacional, ya que la madre y el bebé estaban en paradero desconocido desde el pasado 24 de diciembre y se sospechaba que podían haber salido del país.

La Policía Cantonal de Zúrich fijó una recompensa de 2.500 euros para quien pudiera facilitar información que permitiera su localización.

A raíz de la difusión de esta información, una mujer avisó ayer a la Policía Nacional, a través del sistema de información Sirene, de que creía haber visto a la mujer y al bebé en Torrevieja, y la Policía puso estos datos en conocimiento de la Guardia Civil, que es la que tiene las competencias en la zona.

La Guardia Civil la detuvo y la trasladó, custodiada, al Hospital Comarcal de Torrevieja, ya que el bebé precisaba atención médica.

La Consellería de Sanidad de la Generalitat Valenciana ha rechazado informar sobre el suceso con el argumento de que un juzgado de Torrevieja ha decretado el secreto de las actuaciones.

Por su parte, el alcalde torrevejense, el popular Eduardo Dolón, que se encuentra en Madrid con motivo de la Feria Internacional de Turismo (Fitur), ha señalado telefónicamente que es pronto para conocer los detalles de lo ocurrido y, en todo caso, ha expresado su "consternación" por lo sucedido

Etiquetas