Nacional
Suscríbete

Tribunales

Prisión sin fianza para el supuesto jefe de la mafia rusa en Mallorca y su mujer

A la pareja se le imputan delitos de pertenencia a grupo organizado, blanqueo de capitales y falsedad en documento mercantil, entre otros.

La jueza que investiga la ramificación de la mafia rusa Taganskaya en Mallorca, Carmen González, ha ordenado esta madrugada prisión provisional sin fianza para el presunto responsable de la organización, Alexander Romanov, y su esposa.

Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Baleares, a la pareja se le imputan los presuntos delitos de pertenencia a grupo organizado, blanqueo de capitales, falsedad en documento mercantil, vulneración de los derechos de los trabajadores y fraude fiscal.

Tras una larga ronda de interrogatorios que comenzó este sábado por la mañana y se ha prolongado hasta última hora de esta madrugada, la instructora ha acordado además prisión eludible bajo fianza de 100.000 euros para un letrado que presuntamente asesoraba a Romanov en el blanqueo de capitales de origen ilícito en Mallorca.

El imputado tendrá que hacer efectiva la fianza en un plazo de cinco días si quiere evitar la cárcel.

Ha quedado en libertad provisional el suegro del presunto jefe del grupo criminal, cuya esposa, que también fue detenida en la operación llevada a cabo el pasado miércoles en Palma y Peguera (Calviá), no llegó a ser puesta ha disposición de la jueza.

También han sido liberados con cargos esta madrugada tras prestar declaración dos supuestos testaferros de la organización mafiosa y un asesor fiscal que presuntamente colaboraba con Romanov.

Este sábado, en torno a las 15.30, fue puesta en libertad provisional con cargos una empleada del bufete de abogados de la capital balear con el que supuestamente trabajaba la banda.

La jueza ha impuesto a los cinco liberados que siguen imputados la obligación de comparecer periódicamente en los juzgados y la prohibición de abandonar España, por lo que les ha retirado el pasaporte.

El caso continúa bajo secreto de sumario, han indicado las mismas fuentes.

A Romanov, que tiene antecedes en su país por delitos económicos, se le acusa de llevar a cabo cuantiosas inversiones en Mallorca para dar salida a fondos que la mafia Taganskaya obtiene de manera delictiva.

En la operación, coordinada por Europol, la Fiscalía Anticorrupción y el juzgado número 12 de Palma, un centenar de agentes de la Guardia Civil realizó siete registros y detuvo a ocho personas.

Taganskaya es una de las más importantes organizaciones criminales moscovitas y esta especializada en los denominados "raids", la apropiación por métodos violentos de empresas a las que posteriormente se hace quebrar para obtener beneficios.

Romanov había hecho fuertes inversiones en la isla, entre ellas en el Hotel Mar y Pins, donde fue detenido. 

Etiquetas