Despliega el menú
Nacional

Visita del presidente del Eurogrupo

Dijsselbloem cree que España "pasa página" en la crisis y pide avanzar en la reforma laboral

El presidente del Eurogrupo cree que es necesario trabaja "más duro y hasta más tarde".

El presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, ha asegurado que España ha comenzado a "pasar página" en el camino de la recuperación económica de la crisis, aunque ha advertido de que aún quedan cosas por hacer, especialmente en la reforma del mercado laboral. 

En un desayuno informativo en Madrid, Dijsselbloem ha asegurado que la situación de España ha mejorado "en gran medida" en el último año, ya que han mejorado sus condiciones financieras, se han hecho progresos en materia de consolidación presupuestaria, han desaparecido desequilibrios macroeconómicos, se ha estabilizado el desempleo, se ha recuperado la confianza y ha vuelto el crecimiento.

En este sentido, el presidente del Eurogrupo reconoció que las medidas adoptadas no han sido "fáciles" y aseguró que es "alentador" para otros países europeos que atraviesan situaciones similares ver lo que España ha conseguido.

Sin embargo, recalcó que la tarea en España y en la eurozona no ha acabado, por lo que es necesario no perder el sentido de urgencia que existía cuando la crisis estaba en su punto álgido.

En concreto, señaló que en España la prioridad es avanzar en las reformas del mercado laboral, para que sea más dinámico y se modernicen los contratos con el objetivo de reducir las diferencias entre los que están fuero y los que están dentro del mercado de trabajo y lograr que los jóvenes desempleados tengan acceso a formación y empleo.

Reformas necesarias

Dijsselbloem recordó que es un hecho que el desempleo en España es "muy alto", sobre todo para los jóvenes, por lo que necesario más crecimiento, más crédito para las empresas y más reformas en materia laboral, medidas que admitió que por experiencia "no son populares, pero sí necesarias".

A nivel europeo, remarcó que ahora lo importante es mirar al futuro una vez superados los problemas en el corto plazo, y subrayó que Europa se enfrente actualmente a dos retos, restaurar el crecimiento y preservar su modelo social, aunque advirtió que este último requerirá cambios para adaptarse a la situación actual.

A este respecto, comparó la Unión Europea con un "bloque de pisos" en el que los países miembros son los inquilinos, ya que enfrentarse a estos desafíos requiere que todos los países hagan reformas en sus casas al mismo tiempo que Europa se encarga del mantenimiento del edificio. Además, defendió que la diversidad entre los miembros es positiva, ya que pueden aprender unos de otros.

"Trabajar más duro"

Por otro parte, el presidente del Eurogrupo recalcó que preservar el modelo social requiere reformas en el sistema de pensiones y en la edad de jubilación, y aseguró que, aunque no sea "popular" decirlo, es necesario trabajar "más duro y hasta más tarde".

En este sentido, recalcó que Europa no es ya un continente joven y la gente va a vivir mucho más y en condiciones más saludables durante más tiempo. Además, indicó que los jóvenes se incorporan más tarde al mercado laboral, ya que cuentan con una mejor educación.

"Lo malo es que esto nos obliga a trabajar más duro y hasta más tarde", incidió Dijsselbloem, quien señaló que será necesario pagar más impuestos para seguir contribuyendo en el modelo social europeo y realizando las inversiones necesarias.

Etiquetas