Despliega el menú
Nacional

Debate de los Presupuestos

Yuste: "Los aragoneses nos empezamos a sentir pagafantas"

El diputado de CHA lamenta la caída de las inversiones en Aragón y critica que el Gobierno pida dinero por adelantado y exija al mismo tiempo no gastar.

El diputado de CHA Chesús Yuste
Yuste: "Los aragoneses nos empezamos a sentir como pagafantas"
EFE

La Izquierda Plural ha negado que se pueda hablar de recuperación económica mientras el país no sea capaz generar puestos de trabajo, y ha lamentado que el Gobierno plantee unos Presupuestos Generales del Estado para 2014 que se resignan y condenan a España a no crecer ni crear empleo en el futuro. 

Así lo ha señalado la Izquierda Plural durante su intervención en el debate a la totalidad de las cuentas que se celebra en el Congreso de los Diputados, en el que el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha pedido a los grupos que no nieguen la recuperación y que centren el debate en cuánto crecerá la economía el año que viene.

El diputado de CHA por la Izquierda de Aragón, Chesús Yuste, ha negado que las cuentas sean las de recuperación, y ha pedido al Gobierno que deje de engañar a los ciudadanos. A su parecer, siguen los sacrificios para casi todos los ciudadanos, menos para los ricos. "A (Emilio) Botín le llueve el dinero, pero a la inmensa mayoría la condenan al empobrecimiento general", ha lamentado. 

Chuste ha citado al escrito irlandés Jonathan Swift y ha sugerido al Gobierno que use a los parados como sustento para los banqueros, puesto que su carne les sentará igual de bien igual que les sentaron los derechos que se tomaron como aperitivo. "Así sí bajará el paro", ha dicho.

Además, ha lamentado la caída de las inversiones en Aragón y ha asegurado que los ciudadanos de esta región se están empezando a sentir como "pagafantas" porque el Gobierno les pide el dinero por adelantado y les exige al mismo tiempo que no gasten. "Sobran las razones para rechazar el Presupuesto", ha dicho.

Por su parte, el presidente de la Izquierda Plural, Cayo Lara, ha comenzado su intervención negando las afirmaciones del ministro. "No sé si habrá crecimiento, pero de empleo y solidaridad, cero", ha dicho. "¿De qué recuperación están hablando?", ha preguntado a Montoro, tras señalar que hablar de recuperación sin crear empleo es un "insulto a la inteligencia de la gente". 

A su parecer, los Presupuestos solo consiguen hundir aún más la demanda interna y las posibilidades de crecer y crear empleo porque se basan en las mismas políticas que han hecho que en el último año se hayan perdido más de medio millón de cotizantes. "No nos mientan más y díganlo con nitidez: No hay recuperación porque siguen aplicando las mismas recetas que aumentan la enfermedad del país", ha lamentado.

Según Lara, las cuentas están diseñadas para los especuladores financieros, para la banca, para las eléctricas, los defraudadores fiscales y los empresarios oportunistas. "No son unos Presupuestos para la gente corriente", ha subrayado, tras afirmar que son "raquíticos e injustos" en ingresos y que están mal enfocados en materia de gastos.

En este sentido, Lara ha recordado a Montoro que el PP se presentó a las elecciones diciendo que su prioridad era el empleo. "Mintieron", ha espetado al ministro, tras asegurar las medidas puestas en marcha, reforma laboral incluida, sólo han servido para que haya "un gran ejército de parados", por lo que el Gobierno tendría que haber dimitido y convocado elecciones si fuera coherente.

Tras repasar muchas de las partidas presupuestarias de 2014, Lara ha reclamado unas cuentas "más justas, sociales y humanas", con medidas tributarias para asegurar el principio de suficiencia y la justicia y progresividad del sistema, mejorando la lucha contra el fraude para recaudar 38.000 millones al año, subiendo el Impuesto de Sociedades al 35% para las empresas más grandes y garantizando que los beneficios fiscales nunca dejarán el tipo efectivo por debajo del 25%. Con estas medidas, se conseguirían unos 20.000 millones, ha dicho.

Asimismo, ha propuesto conseguir otros 12.000 millones con un Impuesto a las Transacciones Financieras, uno nuevo a la riqueza, la modificación del sistema de módulos y las SICAV y un tributo para bienes de lujo. Con esto, ha dicho Lara, se podría revisar la subida del IVA que es regresiva. En gasto, ha apostado por mejorar la financiación de la creación de empleo en la pequeña empresa, estimular la inversión pública, defender y desarrollar servicios sociales esenciales y destinar más recursos a políticas ambientales, entre otras cosas. 

Por su parte, el diputado por Iniciativa per Catalunya-Verds (ICV), Joan Coscubiela, ha asegurado que los Presupuestos no son los de la recuperación económica, sino los de la "resignación", puesto que condenan al país a no tener crecimiento ni empleo y a reproducir un modelo económico basado en la precariedad.

Según Coscubiela, no se sabe si crecerá o no el PIB el año que viene, pero seguro que crecerá la desigualdad y la pobreza. Además, las cuentas tienen la misma credibilidad que la que tiene el Gobierno: ninguna. "Son hijas de la resignación y miran sólo a las bolsas", ha señalado. "Si España está saliendo del túnel pero los ciudadanos aún están en el pozo de la crisis, ¿qué es para ustedes España? ¿Las empresas del Ibex 35?", se ha preguntado.

A su parecer, el Ejecutivo está repitiendo las trampas y artificios contables del año pasado y aplica su "teología de la austeridad", que no genera ni crecimiento, ni empleo, ni crédito, sino que "provoca más sufrimiento, empobrecimiento generalizado y un aumento brutal de la desigualad".

Según Coscubiela, las cuentas son recentralizadoras y traen nuevos recortes en inversiones, empleo, sueldos públicos y pensiones. Además, deberían ser el principal ejercicio de soberanía nacional, pero en las manos del Gobierno popular se convierten en la sumisión nacional frente a los dictados de los mercados. 

Montoro: "La izquierda clásica"

Por su parte, Montoro, durante su turno de réplica, ha recordado que los ciudadanos vienen en el siglo XXI a pesar de que haya vuelto la "izquierda clásica". A su parecer, España es hoy un país actual y moderno que ha dado una lección al mundo con su transición a la democracia tanto desde la izquierda como desde la derecha.

El ministro ha puesto en duda las recetas de esta "izquierda clásica" y ha emplazado a la formación a esperar un año para ver quién tiene razón. "Ya tocamos la recuperación, no creen en ella, ya veremos", ha dicho, tras denunciar además el discurso "vaporoso" de la Izquierda Plural, que no admite las cifras del Ejecutivo.

En este sentido, ha recordado que el 52% o el 53% del Presupuesto se destina a gasto social y que los grandes contribuyentes han contribuido a la reducción del déficit en 4.800 millones más en 2012 por las subidas fiscales. "¿Es verdad o no?", ha preguntado el ministro, tras pedir que los discursos se armen de cifras con contenidos y que los grupos hagan una "oposición constructiva".

Etiquetas