Despliega el menú
Nacional

Cataluña

Mas dice que no acudió a la reunión para mantener la "dignidad" de la Generalitat

El presidente catalán plantó esta semana a Soraya Sáenz de Santamaría en la entrega de las Medallas de Honor y de los Premios 'Carles Ferrer Salat' por un desacuerdo con el protocolo.

El presidente catalán, Artur Mas, ha afirmado este viernes que decidió no ir al acto de Fomento del Trabajo, presidido por la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, para mantener el "prestigio y la dignidad" de la Generalitat.

Mas declinó ayer a última hora ir al acto de entrega de premios de Fomento en Barcelona al conocer que la vicepresidenta cerraría el turno de discursos de autoridades y protocolariamente quedaba delante de él, al figurar como presidenta del Gobierno en funciones, ya que el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, está de viaje a Panamá.

"No lo hice molesto, no fue un golpe sobre la mesa, simplemente fue una decisión para dejar claro que en Cataluña, si no viene la Casa Real o el presidente del Gobierno español o el presidente del Senado y del Congreso, que son los que protocolariamente están por delante del presidente de la Generalitat, los actos los preside el presidente de Cataluña", ha afirmado hoy Mas en declaraciones a los medios en Sort.

Mas ha afirmado que esta norma, que "no se puede perder" y "aún menos" en las circunstancias actuales, quedó ayer "en entredicho" cuando el Gobierno marcó que Sáenz de Santamaría acudía al acto como presidenta en funciones, por delante de Mas en grado protocolario.

"Quedó en entredicho -el orden protocolario que sigue la Generalitat-, no lo critico pero fue así, y preferí mantener el prestigio y la dignidad de la institución", ha incidido el presidente catalán.

El jefe del Govern ha afirmado que Fomento del Trabajo "no tiene ninguna responsabilidad" de lo que pasó, como "tampoco tiene ninguna responsabilidad la Generalitat, a la que le cambiaron las condiciones pocas horas antes" del acto.

"Quien tiene la responsabilidad es el Gobierno español", ha concluido Mas, quien ha añadido: "Ellos toman su decisión y yo la mía".

En este sentido, el jefe del Govern ha explicado que en el último momento "cambiaron" las "condiciones" en las se había sido invitado y que la Generalitat, como "máxima institución" de Cataluña, no podía "quedar en segundo orden".

Así, para evitar "un mal precedente", Mas no acudió a Fomento y delegó la representación en el conseller de Empresa y Empleo, Felip Puig, "con quien la Generalitat estuvo perfectamente representada".

Etiquetas