Nacional
Suscríbete

Tras dos años secuestradas

"Blanca y Montserrat necesitan tiempo y tranquilidad para recuperarse de esa pesadilla"

La hermana de Blanca Thiebaut dice que tanto ella como Montserrat Serra necesitarán tiempo para volver a su vida normal. "Están llegando a España", afirma.

Las cooperantes Montserrat Serra (i) y Blanca Thiebaut (d)
Liberadas las dos cooperantes españolas secuestradas en Kenia
EFE

Montserrat Serra y Blanca Thiebaut, las cooperantes españolas liberadas este jueves, se encuentran bien de ánimo, pero débiles y necesitarán tiempo para volver a su vida normal.

Estas han sido las primeras palabras de la hermana de Blanca, Inés, pronunciadas en una rueda de prensa organizada por Médicos Sin Fronteras (MSF), la ONG para la que trabajaban las dos cooperantes españolas cuando fueron secuestradas hace veintiún meses en el campo de refugiados somalí de Dadaab, al este de Kenia.

Inés Thiebaut, quien ha hablado en nombre de su familia y la de Serra, ha querido "compartir" la "inmensa alegría" que están viviendo tras la liberación y ha señalado que las dos cooperantes "están llegando a España".

"Están bien de animo a pesar del largo cautiverio", ha señalado la hermana de la cooperante, quien ha pedido a los medios "apoyo y comprensión" porque lo más importante ahora mismo es que las dos cooperantes y sus familias tengan espacio y tiempo.

Ha agradecido a MSF el apoyo que ha brindado a las familias de las secuestradas durante "el largo desierto", así como el trabajo diario de todos los que han hecho posible su liberación y al Gobierno que, ha agregado, "desde el primer día nos ha estado acompañando".

El presidente de MSF, José Antonio Bastos, ha señalado que tanto Thiebaut como Serra se encuentran en un avión de la Fuerza Aérea Española que partió de Yibuti, aunque no ha concretado la hora de llegada a Madrid.

"Necesitan tiempo y tranquilidad para recuperarse de esa pesadilla", ha continuado Bastos, quien no ha querido dar detalles sobre las circunstancias del rescate porque podría "poner en peligro" a muchas personas en Somalia, así como a los cooperantes que siguen secuestrados y a los trabajadores de las organizaciones internacionales.

Sí ha asegurado que desde el secuestro, MSF y el Gobierno español han tenido "una sinergia y colaboración constructiva y clara".

Bastos ha indicado que durante los 21 meses de cautiverio Thiebaut y Serra han estado en Somalia y ha reconocido que han llegado a temer por sus vidas.

"La alegría no puede cubrir completamente nuestra rabia y nuestro dolor", ha continuado el presidente de MSF, que ha anunciado que, en los próximos días, la organización reflexionará y analizará el impacto del secuestro sobre sus operaciones en Somalia y tomará una decisión sobre su continuación de las operaciones en ese país.

Etiquetas