Despliega el menú
Nacional

Agua

El Gobierno no modificará los caudales ecológicos del tramo final del Ebro

Según el senador Accensi Ferrán, España debe considerar las necesidades de agua a su paso por parajes sensibles como las tierras del Ebro.

El ministro español de Agricultura, Miguel Arias Cañete
El Gobierno no modificará los caudales ecológicos del tramo final del Ebro
EFE.

El Gobierno no modificará los caudales ecológicos del tramo final de Ebro previstos en el Plan de Cuenca del río porque se adaptan a la normativa europea y se apoyan en criterios científicos, ha señalado este martes en el Senado el ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete.

Arias Cañete ha respondido así en el pleno al senador Accensi Ferrán, del Grupo Catalán (GPCIU), quien ha sugerido modificar el caudal ecológico en el tramo final del río que figura en la propuesta de Plan Hidrológico de la Cuenca del Ebro, aún en debate, "por absolutamente insuficientes".

Ferrán ha solicitado adaptar los niveles de agua planificada a "criterios científicos", igual que lo ha hecho la Generalitat de Cataluña, ha dicho, y a pesar de que, al parecer, "se han desestimado sus alegaciones caudal ecológico".

Si la negativa persiste, ha apuntado Ferrán, el del Ebro será un plan de cuenca "sin consenso territorial, sin consenso político, sin consenso social y sin consenso científico", tras añadir que desconoce cuáles son los estudios especializados a los que hace referencia el documento de la Confederación Hidrográfica responsable del proyecto.

Según Ferrán, España no tiene solo que cumplir con la normativa europea en materia de agua, sino considerar las necesidades de agua a su paso por parajes sensibles como las tierras del Ebro, en el delta del río, recientemente clasificada como reserva de la biosfera por la UNESCO.

"Es un espacio ejemplo de biodiversidad que no se va a mantener si los caudales ecológicos que se fijan en este momento en el plan de cuenca no se incrementan de forma sustancial", ha insistido el senador, que ha mencionado la necesaria intervención de la Unión Europea en el asunto.

Los caudales ecológicos del Ebro, fijados por encima de los 3.000 hm3, ha insistido Arias Cañete en su réplica al senador, "se han definido en aplicación de criterios científico técnicos y sobre datos coherentes con la situación del río y se ajustan a los resultados de un amplio proceso de participación pública y de consenso incluso en tramos de importancia estratégica".

Otros estudios aportados, ha añadido, plantean cifras de caudales ecológicos "fuera de toda lógica" si se analizan los datos históricos de la cueca, mientras que los que recoge el plan, "sí son factibles", ha dicho.

En lo que va de legislatura, se han impulsado diez planes de cuenca, nueve aprobados por Real Decreto, (Cantábrico Oriental, Cantábrico Occidental, Guadalquivir, Guadiana, Miño-Sil, Galicia-Costa, Tinto-Odiel-Piedras, Guadalete-Barbate y Cuencas Mediterráneas Andaluzas), y uno, el del Duero, en fase de tramitación, tras el informe favorable del Consejo Nacional del Agua.

El plan de cuenca del Ebro cumplió ya con el proceso de información pública y se someterá al dictámen del Consejo Nacional del Agua este verano.

En protocolo de debate está aún la planificación de los ríos Tajo y Segura, y la del Júcar, en la elaboración del borrador.

Etiquetas