Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

Operaba también en Zaragoza

Desarticulada una red dedicada al cobro de deudas bajo amenazas y agresiones

La Guardia Civil ha detenido a 21 personas acusadas de extorsión, amenazas, estafa y agresiones a deudores y a sus familiares.

La Guardia Civil ha detenido a los 21 presuntos integrantes de una red dedicada al cobro de deudas, mediante amenazas, coacciones, vejaciones y agresiones físicas a los deudores o a sus familiares y cuya actividad se desplegaba a través de la empresa 'Sombra del Moroso', con sede en Ciudad Real.

Gracias a estas detenciones, practicadas en el marco de la operación 'Ultimátum', se han esclarecido 72 hechos delictivos en Ciudad Real, Toledo, Jaén, Cuenca, Madrid y Zaragoza, según ha informado la Guardia Civil en una nota de prensa.

A los detenidos se les acusa de pertenencia a organización criminal, extorsión, amenazas, estafa, daños, así como falsedad documental y usurpación de estado civil.

Los requerimientos de pago consistían en persecuciones, intimidaciones, amenazas, coacciones, extorsiones, vejaciones e, incluso, agresiones físicas al deudor o a algún miembro de su familia.

Las investigaciones comenzaron en noviembre del año pasado al detectarse numerosas denuncias presentadas contra la empresa conocida como 'Sombra del Moroso', con sede en Ciudad Real, por agresiones, amenazas, coacciones y otros delitos similares para cobrar deudas de terceros.

Esta empresa operaba en la provincia de Ciudad Real desde el año 2011 y utilizaba las redes sociales para captar clientes y para acceder a los perfiles de sus víctimas.

Su actividad principal consistía en el cobro de deudas y estaba estructurada y jerarquizada en tres escalones diferenciados: los dirigentes, los comerciales y los cobradores.

Los dirigentes ejercían el control de toda la organización, mientras que los comerciales se encargaban de captar a los clientes, a los que les garantizaban el cobro rápido de sus deudas a cambio de un porcentaje del importe recaudado.

Por otro lado, los cobradores, personas de gran corpulencia y que en algunos casos tenían conocimientos en artes marciales, se encargaban de amenazar al deudor para conseguir el pago de la deuda.

Si el pago no se producía, las visitas de los cobradores se hacían con más frecuencia y utilizaban mayor violencia.

Estafaban a sus clientes

Además, en algunas ocasiones en las que conseguían cobrar la cantidad adeudada, los miembros de este grupo delictivo estafaban a sus clientes no abonándoles la totalidad del importe recaudado con la excusa de que habían percibido una cantidad inferior.

En otros casos, en los que el deudor no podía hacer frente a la totalidad de la deuda, concertaban con éste el cobro de sus honorarios y así no volvían a molestarlo más, dejando de realizar la gestión de cobro encomendada por su propio cliente.

Los miembros de la organización falsificaban también documentos de identidad y del CIF de distintas empresas para expedir justificantes de cobro a los deudores que habían saldado su deuda.

Una vez obtenidas pruebas suficientes de la actividad delictiva de este grupo delictivo y obtenida la oportuna autorización judicial, los agentes realizaron un registro en el domicilio fiscal de la empresa Peninsular de Gestión y Servicios Financieros, verdadera denominación social de la empresa con nombre comercial 'Sombra del Moroso'.

Esta red operaba también en Zaragoza donde se han localizado 9 casos de estafa por parte de la empresa conocida como 'Sombra del Moroso', concretamente en los municipios de Lucena de Jalón y Villanueva de Gállego.

En el registro se intervinieron equipos informáticos, efectos utilizados para realizar sus acciones delictivas y abundante documentación.

Las diligencias instruidas, junto con los detenidos, han sido entregadas en el Juzgado de Instrucción número 1 de Ciudad Real.

Etiquetas