Nacional

Andalucía

El presunto 'testaferro' en prisión por los ERE se enfrenta a 8,5 años de cárcel

Se enfrenta también a una petición de la Fiscalía de Sevilla de prisión y el pago de una multa de 1.970.000 euros por dos delitos contra la hacienda pública.

Juan Francisco Algarín Lamela, uno de los presuntos testaferros de las "empresas pantalla" empleadas supuestamente para introducir en el circuito financiero "y con apariencia de legalidad" el dinero procedente de las sobrecomisiones aplicadas a pólizas de prejubilaciones vinculadas con expedientes de regulación de empleo (ERE) financiados por la Junta de Andalucía que se encuentra en prisión provisional por orden judicial desde el lunes, se enfrenta también a una petición de la Fiscalía de Sevilla de ocho años y medio de cárcel y el pago de una multa de 1.970.000 euros por dos presuntos delitos contra la hacienda pública en otra causa. 

Fuentes judiciales han informado de que en esta causa, investigada por el Juzgado de Instrucción número 10 de Sevilla, el Ministerio Público imputa a Juan Francisco Algarín Lamela los dos delitos reseñados contra la hacienda pública y otros cuatro delitos continuados por falsedad en documento mercantil. En total, y según las mismas fuentes, el imputado acumula cuatro causas abiertas en los juzgados de Sevilla, incluida la relacionada con el caso ERE.

La sustituta de Mercedes Alaya al frente del Juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla, Ana Rosa Curra, ordenó este martes el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza en la cárcel de Sevilla-I de Juan Francisco Algarín Lamela imputado de cinco delitos, en concreto cohecho, malversación de caudales públicos, falsedad documental, asociación ilícita y blanqueo de capitales.

La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil remitió el pasado mes de septiembre al Juzgado que investiga los ERE fraudulentos un oficio en el que señalaba que Juan Francisco Algarín, que figuraba como administrador solidario de la empresa 'Distripack Transporte Urgente S.L.', habría cobrado entre marzo de 2004 y enero de 2007 un total de 12 cheques por valor de 362.500 euros.

Las mismas fuentes consultadas han señalado a Europa Press que Algarín fue detenido por agentes de la UCO en la mañana de este lunes, tras lo que prestó declaración ante esta los agentes de esta Unidad por espacio de más de cinco horas en las que señaló que "llevó personalmente sobres con dinero desde Mercasevilla y bares próximos a la Consejería de Empleo hasta una cafetería localizada en los bajos de la Delegación Provincial de Empleo".

De igual modo, y tal y como ha adelantado la cadena 'Ser', el imputado aseguró en su declaración ante los agentes de la UCO que, en algunas ocasiones, en lugar de llevar sobres "llevaba fundas de ordenadores portátiles con billetes de 500 y 200 euros" en su interior, y que incluso en una ocasión se trasladó hasta Madrid para entregarle dinero "en persona" a Antonio José Albarracín, director general de la mediadora Vitalia.

Etiquetas