Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

Congreso de los Diputados

Rajoy acusa al PSOE de carecer de autoridad moral para cuestionar al Gobierno

Rajoy y Rubalcaba han protagonizado su último cara a cara del año en una sesión de control, que ha servido para que ambos vuelvan a mantener un duro enfrentamiento dialéctico a cuenta de las políticas sociales.

El jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, ha acusado al líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, de carecer de "autoridad moral" para decir que el Gobierno ha deteriorado el modelo de bienestar, que se construyeron todos los españoles con su esfuerzo y no es "patrimonio" de los socialistas. 

Rajoy y Rubalcaba han protagonizado su último cara a cara del año en una sesión de control, que ha servido para que ambos vuelvan a mantener un duro enfrentamiento dialéctico a cuenta de las políticas sociales.

El secretario general del PSOE ha acusado al presidente del Gobierno de haber "deteriorado" el bienestar social de los españoles en su primer año en La Moncloa y ha añadido que no hay "ni un dato que no indique" que los ciudadanos "viven peor" ahora.

"No tienen autoridad moral ninguna para decir lo que ha dicho hoy aquí, ninguna", le ha replicado Rajoy, quien también ha pedido "por favor" a Rubalcaba que, si alguna vez gobierna, "no deje al que le sustituya las cosas como las dejó" el anterior Ejecutivo.

Rubalcaba también se ha enfrentado a Rajoy con contundencia y ha señalado que, al contrario de lo que asegura el jefe del Ejecutivo, sus reformas no son irreversibles, porque cuando el PSOE vuelva a gobernar las cambiará, y por ejemplo derogará la reforma laboral o devolverá a los hospitales su "carácter público".

Mientras Rajoy se ha mostrado convencido de que sus políticas "permitirán en el futuro mantener y mejorar el bienestar" de los españoles y harán crecer la economía y tener más dinero para políticas sociales, Rubalcaba ha insistido en hacerle responsable directo de la "desesperación" que causa la reforma laboral, del copago a los pensionistas o de la privatización de hospitales.

El duelo parlamentario con el líder socialista no ha sido el único que ha tenido que mantener Rajoy con los representantes de la oposición.

Antes, el jefe del Ejecutivo ha respondido a la diputada de Coalición Canaria Ana Oramas una pregunta sobre la política respecto a esta comunidad, y otra del diputado Aitor Esteban, que se ha estrenado en el pleno como nuevo portavoz del PNV preguntando a Rajoy sobre la situación de las entidades de crédito.

Sobre este último asunto el presidente ha reconocido que hay cajas de ahorros que han hecho las cosas bien y otras que lo ha hecho mal, y que, por lo tanto, "no se tratará por igual a unas y a otras".

De esta forma contestaba a Aitor Esteban, después de que el diputado del PNV le trasladara que sería "una injusticia" que a aquellas cajas que han sido bien gestionadas como las vascas, se las impongan las mismas normas que aquellas que no han hecho las cosas bien, y que perderán su participación mayoritaria en las entidades

Además, el presidente del Gobierno ha insistido en que el Ejecutivo sigue negociando con Europa su propuesta para regular el papel de las cajas, que contempla su conversión en fundaciones y la posibilidad de que algunas de ellas, las que han sido bien gestionadas, puedan mantener el control de sus bancos.

Con la diputada de CC, formación integrada en el Grupo Mixto, Rajoy se ha comprometido a mantener e impulsar las políticas que atiendan las especificidades de Canarias, especialmente las relacionadas con el turismo, el transporte, la inversión o el empleo.

Preguntado por Oramas sobre el cumplimiento de los compromisos que asumió con Canarias hace un año en el debate de investidura, Rajoy ha asegurado que cree en las políticas de cohesión territorial y que, a pesar de la reducción del gasto público en estos dos ejercicios, se ha hecho el máximo esfuerzo y se seguirá haciendo para resolver los problemas de esta comunidad.

Etiquetas