Despliega el menú
Nacional

Sevilla

Retiran la custodia del hijo que espera a la acusada de congelar a dos bebés

El juez ha concedido la custodia al marido y padre del futuro bebé, frente a la petición del abogado de la madre de que fuese otorgada a su hermana.

El juez que investiga el hallazgo de dos bebés congelados en un domicilio de Pilas (Sevilla) ha concedido al padre la custodia del hijo que espera la mujer encarcelada como supuesta responsable de los hechos. 

Fuentes del caso han informado de que el juez de instrucción 3 de Sanlúcar la Mayor (Sevilla) ha concedido la custodia al marido y padre del futuro bebé, frente a la petición del abogado de la madre de que fuese otorgada a su hermana dadas las conflictivas relaciones que mantenía la pareja.

La madre, Sara L.H., de 34 años, tiene la posibilidad de recurrir la decisión ante la Audiencia de Sevilla dado que el nacimiento del hijo no se producirá hasta dentro de un mes, pero fuentes próximas a su defensa han informado de que aún no han estudiado el auto ni han tomado una decisión.

El juez, por otra parte, ha ampliado sus pesquisas a seis inmuebles relacionados con la madre, mientras la Guardia Civil continuará sus investigaciones en dos fincas de la familia con ayuda de perros especializados.

Fuentes judiciales han informado de que el juez de guardia de Sanlúcar que se ocupó el martes de la aparición del segundo bebé congelado se ha inhibido en favor de su compañero del juzgado número 3, que desde el pasado 9 de noviembre investigaba la aparición de un primer bebé en un congelador.

Los nuevos inmuebles registrados pertenecen a familiares de Sara y entre ellos se encuentra uno propiedad de la hermana que había pedido la custodia del recién nacido.

En los registros policiales ha estado hoy presente, por segundo día consecutivo, la imputada, que ha sido trasladada desde la cárcel de mujeres de Alcalá de Guadaíra (Sevilla).

Las fuentes han asegurado que el juez de instrucción 3 mantiene el secreto del sumario que decretó a raíz del primer hallazgo y ha incorporado ya la declaración de la mujer, quien respecto al segundo bebé manifestó no recordar nada sobre ese embarazo o parto.

En cambio, respecto al primero reconoció que dio a luz, que era un bebé deseado, que creyó que había nacido muerto y que lo metió en el congelador "para no desprenderse de él".

Por otra parte, la Guardia Civil va a continuar mañana el registro de las dos fincas de la familia situadas en las inmediaciones de Pilas con ayuda de perros adiestrados, según las fuentes, que han precisado que los registros domiciliarios realizados hoy no han aportado datos de interés para la investigación.

Sara L.H. y su marido comparecieron ayer ante el juez de instrucción en la pieza civil referida a la custodia del nuevo bebé de la pareja, que tienen otros dos hijos de 11 y 14 años.

Etiquetas