Despliega el menú
Nacional

Elecciones catalanas

Rajoy acusa a Mas de usar a los ciudadanos

Mas afirma que "la campaña de miedo del PP es un reflejo de sus propios miedos".

A dos semanas de las elecciones catalanas, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha abundado en sus críticas al presidente de la Generalitat, Artur Mas, acusándole de utilizar a los ciudadanos como instrumento de sus propias ambiciones y "llevarlos a una aventura condenada al fracaso". Por su parte, Mas ha hablado de que "la campaña del miedo del PP es un reflejo de sus propios miedos" y ha reprochado así a los populares de que alerten contra las consecuencias que se derivarían de una Cataluña con Estado propio.

En un mitin en el Puerto de Tarragona ante más de 800 personas, Rajoy ha aparcado las ofertas de diálogo lanzadas este viernes en Lleida para centrarse en las críticas al presidente del Govern y candidato de CiU a la reelección, al que ha vuelto a acusar de ser un mal gobernante y generar un "debate que va contra el mundo, el sino de los tiempos y el sentido común".

Rajoy ha defendido que levantar barreras y fronteras va contra la corriente histórica y el espíritu de la UE, "es un torpedo en la línea de flotación del proyecto europeo", y ha censurado que el proyecto soberanista ignore las leyes, los tratados europeos y la voluntad de los europeos y los ciudadanos.

El jefe del Ejecutivo ha criticado que Mas quiera sacar de inmediato de Europa a 7,5 millones de catalanes y "volverlos luego a meter, quién sabe cómo y cuándo, sin importar las leyes, los tratados ni la voluntad de los europeos y los ciudadanos".

En su discurso más duro hasta ahora con el presidente de la Generalitat, al que ha acusado de no tener "cuajo ni agallas" para afrontar los problemas de la crisis, ha pedido a los catalanes que no hagan caso de quien divida, busque enemigos exteriores y hable de desafección.

Rajoy ha afeado también al presidente catalán la actitud con la que acudió a la reunión que ambos mantuvieron en septiembre: "Mas vino a La Moncloa y planteó: 'Si no haces lo que yo digo disuelvo y organizó este lío'. "Ese chantaje no se puede aceptar de ninguna de las maneras".

Por su parte, Mas ha criticado la actitud del Partido Popular en cuanto a la campaña electoral. "Como tienen miedo de que Cataluña tome el camino propio y esto condicione al resto del Estado, lo intentan reflejar con estas campañas sistemáticas del miedo que no llevarán a ningún sitio", ha sostenido en rueda de prensa, y ha augurado que, pese a todo, no les saldrá bien.

Ha argumentado que si Cataluña tiene más estructuras de Estado podrá ser más viable, vivir mejor y estar "al servicio de toda la población, lleven los apellidos que lleven", en alusión explícita a un spot del PP que alerta contra una Cataluña sin apellidos en castellano.

Para Mas, el PP intenta dividir a la sociedad catalana también con un mensaje partidista de cara a las elecciones, y ha emplazado al Estado a reflexionar sobre el motivo "por el que no han sabido aprovechar ninguna de las oportunidades" que le ha ofrecido Cataluña.

También ha remarcado que Cataluña no responderá en la misma línea que el PP porque "no sería verdad que el Estado no sería nada sin ella", y ha sostenido que si tuviera un Estado propio dentro de la Unión Europea tendrían que comportarse como vecinos.

"No nos tenemos que hacer la puñeta. Habría que tratarse como miembros de un mismo club y espacio", ha subrayado el presidente catalán, que ha aprovechado la rueda de prensa para defender la viabilidad de un Estado propio para Cataluña.

Para argumentarlo, de los 27 países de la UE, se ha acogido a que Cataluña se situaría en la media de los países en número de habitantes, séptima en PIB por cápita, novena en el grado de apertura de su economía y duodécima en gasto en investigación y desarrollo.

Así, Mas ha justificado que la dimensión de Cataluña no sería un problema, y más en un mundo globalizado como el actual donde la proximidad es un valor, y ha destacado que su posición geográfica es una "gran ventaja estratégica" en el marco europeo.

"Nuestro paraguas es Europa, y no el Estado. España no nos situará en el mundo, pero sí Europa", ha resumido, tras concretar que de las ocho economías más competitivas del mundo, cinco son pequeños países -Suiza, Singapur, Suecia, Finlandia y Dinamarca-, tres de los cuales europeos.

Siguiendo esta línea, Mas ha afirmado que un Estado propio permitiría desentenderse de las estructuras "ampulosas y extraordinariamente burocráticas" de España y construir una administración más ligera y ajustada a las necesidades de empresas catalanas.

"Ahora estamos encorsetados por todas partes", ha lamentado el presidente del Govern, quien también ha advertido de que el mercado español no es atractivo para las empresas en estos momentos.

Asunción de la deuda

Sobre qué parte de la deuda de España tendría que asumir Cataluña si tuviera un Estado propio, Mas ha explicado que dependería de las negociaciones que se abrieran entre ambas partes, pero ha dejado claro que, en un principio, el Estado es el responsable de la deuda suscrita.

Sin embargo, si en una eventual negociación se estableciera que debe quedarse parte de la deuda, Mas ha remarcado que debería ponerse "todo" encima la mesa, como el que Cataluña ha transferido muchos recursos que no han vuelto, los activos que le pertenecen y la parte de las reservas del Estado -metales preciosos, divisas, depósitos del BCE- que le toca.

También ha explicitado que un Estado propio para Cataluña le proporcionaría más fiabilidad económica, por lo que daría "más garantías" a los mercados financieros para prestarle dinero.

PSC y ERC siguen con la campaña

El líder del PSC y candidato a presidir la Generalitat, Pere Navarro, también ha acusado este sábado al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de fomentar tensión entre Cataluña y el resto de España hasta convertirse "en la mayor fábrica de independentistas" del Estado.

Durante un mitin ante 500 personas en Tarragona, Navarro le ha reclamado además que "pida perdón porque, por culpa de sus posturas extremas, el independentismo es hoy más fuerte que nunca".

Le ha acusado de tener "menos vergüenza que palabra" por acudir a Cataluña a decir que la ama después de ser uno de los responsables de la recogida de firmas contra el Estatut que impulsaron los populares durante el trámite de la norma catalana.

Aparte de carecer de vergüenza, le ha reprochado que en un año en la Moncloa también se ha demostrado su falta de palabra con Cataluña porque no ha cumplido con sus compromisos, según él.

Navarro ha concluido que Rajoy debería disculparse también por pedir firmas contra el Estatut, por el boicot a productos catalanes que se promovió en el pasado, y por el recurso al Tribunal Constitucional contra el matrimonio homosexual.

Por su parte, el candidato de ERC a la Generalitat, Oriol Junqueras ha criticado la actitud del Gobierno frente a los desahucios. "Si hay que desahuciar a alguien, que sea a los directivos bancarios que se han llevado a su casa los ahorros de la gente" - ha afirmado en un mitin en Vilanova i la Geltrú.

"A la banca española habría que juzgarla", ha añadido en un mitin en Vilanova i la Geltrú ante 300 personas, y ha lamentado que PP, PSOE y CiU votasen cuatro años atrás en contra de una iniciativa que pedía acabar con los desahucios.

"Ahora nos dicen que es necesario crear un 'banco malo' para salvar a los bancos malos y pagar las autopistas malas y los trenes de alta velocidad malos", ha lamentado Junqueras, que ha desaprobado tanto las políticas económicas que está haciendo el Gobierno del PP como las que hasta hace un año había hecho el PSOE.

Etiquetas