Despliega el menú
Nacional

TRAGEDIA EN EL MADRID ARENA

Multitudinario funeral de la menor fallecida en la fiesta

Familiares y amigos se han reunido este lunes para despedir a Belén Langdon, la cuarta víctima de la avalancha que tuvo lugar el pasado jueves en la macrofiesta de Halloween que se celebró en el recinto Madrid Arena.

Familiares y amigos se han reunido este lunes para despedir a Belén Langdon, la cuarta víctima de la avalancha que tuvo lugar el pasado jueves en la macrofiesta de Halloween que se celebró en el recinto Madrid Arena. La única superviviente de las cinco jóvenes que resultaron afectadas continúa ingresada y en estado crítico. 

Decenas de personas se han reunido este jueves en Alcalá de Henares, para honrar el funeral de Belén Langdon, la joven menor de edad que falleció por las heridas que sufrió en la avalancha que tuvo lugar durante la fiesta de Halloween celebrada en el recinto Madrid Arena.

La multitudinaria celebración ha sido oficiada por el obispo Juan Antonio Reig Pla en la Catedral de Alcalá de Henares. La familia, de profunda tradición católica, ha asegurado que pese al sufrimiento, no han dejado de sentir "la gracia de Dios".

Un hermano de la fallecida, Borja Langdon, que es sacerdote, ha agradecido el cariño mostrado por todos aquellos hacia su familia y su hermana, destacando "al obispo por su implicación" y por haber estado "a su lado todo el tiempo". "Agradecer la entrega de tantas personas y dar las gracias al Hospital Doce de Octubre, que han hecho día y noche lo posible por Belén y por nosotros", ha añadido.

Asimismo, ha explicado que "Belén y toda la familia" están "revestidos del amor de Dios", pese al dolor del suceso. "Dios permite estos errores humanos para bienes mayores", ha resaltado.

También destacó los "actos se que se han repetido en infinidad de sitios de España" en signo de cariño por las víctimas y sus familias, cerrando con un agradecimiento final a "todas las personas que han estado y que están".

Una amiga de la madre de la joven, Patricia de Don Esteve, ha querido resaltar ante los medios de comunicación el carácter de la homilía, donde se ha respirado "una serenidad muy grande", alejándose de los grandes lamentos y reconfortándose en el pensamiento católico, destacando que Belén "ya está en el cielo" y la "habrá recibido Dios".

La amiga de la madre de la víctima ha añadido que a Belén Langdon "le dio tiempo de pedir al señor que le librara de los sufrimientos" antes de sufrir los efectos de la avalancha, y que ha donado los órganos conforme a su voluntad, demostrando "entereza, valentía y servicio humanitario".

Igualmente, ha valorado el hecho de que en día "la juventud solo ve maneras de divertirse a altas horas", y en concreto, las noches del 31 de octubre y de diciembre son "días espantosos, donde está todo el mundo bebido". Según la mujer, "les provoca este llamamiento a las masas, a la nocturnidad y a la bebida", motivo por el cual se desoyen las advertencias de padres.

En cuanto a la joven que aún continúa ingresada, su estado sigue siendo crítico, según ha confirmado un portavoz de la Fundación Jiménez Díaz.

Etiquetas