Nacional

Cumbre hispano-francesa

Rajoy y Hollande piden agilizar la unión bancaria

Reclaman que se mantenga el presupuesto para la política agrícola común.

Hollande recibe a Rajoy en el Elíseo para aunar fuerzas a favor de la unión bancaria
AFP

El jefe del Gobierno español, Mariano Rajoy, y el presidente francés, François Hollande, han refrendado este miércoles su posición común para presionar a la UE a cumplir los acuerdos adoptados por el Consejo Europeo de junio, convencidos de que esa es la forma de transmitir seriedad y confianza y calmar a los mercados.

Será la postura común que defenderán en la cumbre de la Unión Europea de la próxima semana en Bruselas, según han acordado en la reunión que han presidido en el Palacio del Elíseo de París y en la que han participado varios ministros de los dos gobiernos.

Una cumbre de estas características no se celebraba desde 2009, pero este miércoles Rajoy y Hollande han decidido retomar el carácter anual de la misma para evidenciar el extraordinario momento que, aseguran, atraviesa la relación bilateral.

Para demostrarlo han puesto el ejemplo de la postura común ante los retos de la Unión Europea pese a pertenecer a familias ideológicas distintas.

El jefe del Gobierno español y el presidente francés han defendido que la cumbre europea de la próxima semana impulse la unión bancaria europea y, en concreto, la creación de un supervisor bancario único.

Ante las reticencias al respecto expuestas por Alemania, Rajoy -que ha dicho no tener constancia de las mismas- ha explicado que no ve razón alguna para que, según lo acordado, ese supervisor único esté listo en 2013.

"Es plenamente posible y absolutamente deseable que el Consejo Europeo dé una señal nítida y clara de que continúa con determinación el proceso de integración europeo", ha aseverado.

Hollande ha respaldado totalmente las palabras de Rajoy y ha considerado que lo que hay que hacer es ejecutar lo acordado.

La sintonía entre el presidente francés y el jefe del Gobierno español ha quedado patente también ante la posibilidad de una petición de ayuda a la UE.

Rajoy se ha remitido a declaraciones anteriores para explicar que no ha adoptado una decisión al respecto, pero Hollande, de forma genérica, ha señalado que hay países que están sufriendo unos tipos de interés para financiarse demasiado elevados.

A su juicio, es hora de llevar a la práctica el mecanismo de ayuda sin necesidad de imponer nuevas condiciones a las ya fijadas, como el cumplimiento de los objetivos de déficit.

En clave económica, Rajoy también ha asegurado que trabajará para que no se cumplan las previsiones del Fondo Monetario Internacional sobre España y ha dicho que le reafirman en seguir con sus reformas y en exigir a la UE que cumpla sus acuerdos.

El respaldo a Grecia también ha sido explicitado por Hollande y Rajoy, que han ratificado la colaboración contra ETA y han hecho un llamamiento a su disolución.

España y Francia han suscrito igualmente un plan de acción trienal de lucha contra la droga procedente del norte y oeste de África, y han aunado posiciones para que se mantenga una dotación suficiente para la política agraria común.

La visión conjunta hispano-francesa se ha extendido también a otros asuntos de política internacional, como la situación en el Sahel o Siria, y a las interconexiones entre España y Francia.

En ese apartado, se han comprometido a que Barcelona quede unida con Francia por alta velocidad ferroviaria el próximo mes de abril.

Se ha constatado asimismo el avance de las obras en la 'Y' vasca y reiterado la voluntad de desarrollar, junto a la región francesa de Aquitania y la española de Aragón, la reapertura de la línea férrea Pau-Canfranc.

También se han encargado estudios de viabilidad para la construcción de una nueva interconexión eléctrica entre los dos países por el corredor del Atlántico y se privilegia un trazado marítimo por el Golfo de Vizcaya para una decisión que se tomará el 2014.

De igual forma, España y Francia han reiterado su intención de abrir una nueva 'autopista del mar'entre Vigo y Nantes, con extensiones a Algeciras por el sur y a Le Havre por el norte, a la vista del buen funcionamiento de la que ya existe entre Nantes y Gijón.

Etiquetas